Ambientalistas producirán energía natural con la basura en Medellín

Capas de tres metros de basura por 40 centímetros de arena es de lo que, de acuerdo a la norma, está formado el relleno sanitario ubicado en el predio El Guayabo, donde se recibe la basura de Boca del Río, Medellín, Tlalixcoyan e Ignacio de la Llave perteneciente a la empresa Procesadora de Residuos Veracruzanos, PREVER, el lugar donde el administrador, Sergio Palencia, ve salir el sol todos los días, pues la basura nunca se acaba.

 
 
“Nos sentimos contentos porque es un relleno que cumple con la norma, desde el principio. No es un tiradero a cielo abierto.  Se va formando por capas de tres metros por 40 centímetros de arena, para posteriormente irlo compactando y que quede tapado totalmente”, explicó de su trabajo al frente del relleno.
 
 
A diferencia de lo que se pudiera pensar, los alrededores del relleno sanitario no huelen mal, literalmente, no se para ni una mosca, algo que es difícil de lograr, sin embargo esta empresa veracruzana lo está haciendo.
 
 
“Toda la basura está ahí, la norma no permite tener pepenadores, sepultamos la basura, es poca la fauna nociva, no hay olor, ni moscas, eso no es algo común en un basurero a cielo abierto, nosotros nos podemos jactar de que eso no ocurre aquí en el relleno sanitario de Medellín”, resaltó el entrevistado.
 
 
Tarea diaria
 
 
Todos los días, con sol, lluvia o norte la veintena de trabajadores mueve alrededor de 350 a 400 toneladas de basura de los municipios a los que les brinda el servicio: Boca del Río, Medellín, Tlalixcoyan e Ignacio de la Llave.
 
 
“Tenemos una capacidad para más de 10 años, más las celdas nuevas, tenemos capacidad de captar basura hasta por mil toneladas diarias”, precisó.
 
 
Las fiestas y festejos de la ciudad se reflejan en el relleno sanitario, por lo que las celebraciones decembrinas, carnestolendas y de Semana Santa son en donde más basura se genera pues hay más gente que viene de fuera y por lo tanto impacta en la basura.
 
 
A decir del administrador, la basura refleja la vida de la ciudad, así como las fiestas hacen que se incremente, las desgracias provocan lo mismo.
 
 
“En la temporada de lluvias es una situación diferente, depende de las condiciones, si hay inundaciones, como ocurrió con el huracán Karl, la basura se triplicó, era una verdadera tragedia ver todo lo que llegaba aquí”, recordó.
 
 
Sin embargo en situaciones normales, prácticamente la basura generada es la misma cantidad al día, algo que pudiera reducirse pero aún falta mucho trabajo en la cultura de reciclaje y separación de basura entre la ciudadanía.
 
 
     
Reutilizan las llantas
 
 
Las llantas que llegan al relleno sanitario se acomodan de tal forma que no estén expuestas a que se incendien, se apartan, para que no obstruya al buen compactamiento de la basura, no obstruyan tampoco a las capas de arena, pero además son rehusadas para crear las nuevas celdas.
 
 
“Esas llantas se reúsan, las utilizamos como capa de amortiguamiento en las celdas nuevas, entre la basura y la geomembrana, quedando como soporte  para que la basura no llegue al fondo y en caso de que haya un vidrio o algo, vaya a romper la geomembrana, lo que evita, que los jugos de la basura no se vayan a los mantos freáticos, sino a la laguna de los lixiviados, en donde el agua se trata y se reutiliza para regar y compactar la basura, creando un círculo virtuoso”, explicó.
 
 
La laguna de lixiviados es el orgullo de la empresa veracruzana, pues ahí, toda el agua pluvial, toda el agua que cae en el talud, sobre la basura abierta, se filtra, llega a un cárcamo de bombeo mediante el cual envían el agua a la laguna de lixiviados, para tomarla nuevamente y regarla sobre las superficies calientes y de cubierta, donde el agua se evapora.
 
 
“Tenemos una capacidad monstruosa para evitar que se infiltre a los mantos freáticos, hoy no tenemos problemas de desbordamiento en temporada de lluvias”, aseguró.
 
 
 
 
Generación de biogás
 
 
La etapa dos del relleno sanitario pondrá en marcha la generación de biogás, algo que podría suceder en los próximos meses, después de que se obtenga el resultado del estudio para ver la volumetría, la capacidad, el poder calorífico que se va a generar con este gas y, si es viable, se instale.
 
 
“Si el relleno sanitario está apto para la generación del biogás, vamos a generar energía y en la etapa número 2 podremos separar la basura, en todos los componentes, los que sean combustibles, los que sean para el biodigestor o su proceso natural de descomposición acelerada y lograr llegar a un relleno donde la contaminación y la confinación de los residuos sea la mínima”, detalló.
 
 
El talud (inclinación de terreno o muro) que alcanza más de 15 metros de altura, ha tenido una degradación natural, por lo que continúan rellenando las partes que necesita, hasta que quede lleno y tapado con arena de cobertura.
 
 
“De esa forma el biogás queda atrapado y sale por las tuberías, ese es el biogás que pretendemos conducir a un generador para producir energía eléctrica”, concluyó.
AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar