Bajarán las comisiones de los bancos

Serpientes y Escaleras
Por Salvador García Soto
Luego de la tormenta financiera que desató la primera mención de la iniciativa de Morena en el Senado para reducir las comisiones bancarias y de que hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo que intervenir para calmar el nerviosismo financiero que provocó una fuerte caída de la Bolsa Mexicana de Valores y de las acciones de varios bancos, finalmente se logró un acuerdo entre los senadores que comanda Ricardo Monreal, la Asociación de Bancos de México y las autoridades de la Secretaría de Hacienda, Banco de México y Condusef para recortar y reducir la mayoría de las comisiones bancarias que se cobran en el país.
Los montos de las comisiones bajarán en porcentajes que se definirán según cada producto o servicio de los que ofrece la banca mexicana y en algunos casos, incluso, se eliminarán definitivamente los cobros de comisiones para algunos servicios.

De concretarse la reducción de comisiones, el presidente López Obrador logrará algo que no pudieron o no quisieron hacer ninguno de sus antecesores, que dejaron que los bancos, especialmente los extranjeros, se aprovecharan de los mexicanos al hacerles cobros que ni siquiera existían en sus lugares de origen.

El segundo beneficiado político será el senador Ricardo Monreal, que se anota otro logro político por la vía de la negociación y el acuerdo, tal como hizo recientemente con la iniciativa de reforma constitucional para crear la Guardia Nacional. A ese paso, Monreal va a desatar todavía más envidias y golpeteos de los que ya existen al interior de Morena, donde se habla ya internamente de una disputa muy temprana y anticipada pero disputa al fin, por ver quién de los morenistas se perfila a la sucesión presidencial del 2024.

¿Vuelve la “Pax Narca”?. La visita de Andrés Manuel López Obrador a Badiraguato y Tamazula, en el corazón del llamado “Triángulo Dorado”, despertó hace dos semanas toda clase de lecturas e intepretaciones. Además de reconocer el acierto político y la apoteósica recepción que tuvo el presidente en esos municipios de Sinaloa y Durango, también se habló de un segundo mensaje que pareció mandar el Presidente al acudir a comunidades que son la cuna de los principales líderes históricos del cártel de Sinaloa: un mensaje de paz y de no más estrategias de combate frontal ni violencia a las cabezas de las organizaciones del narcotráfico en México.

Y al parecer eso fue lo que entendieron los líderes de algunas de esas organizaciones de narcotráfico. Porque la semana pasada en localidades como Los Mochis y en algunas ciudades del estado de Sonora, aparecieron mantas con el siguiente mensaje: “Apoyamos la política de pacificación del Gobierno federal, para regresar a la paz anterior. Se va a limpiar a todos los delincuentes y malandros que se dedican a extorsionar, secuestrar y cobrar piso”. Firmaba el cártel de Sinaloa.

Ya antes, el 13 de febrero en Jalisco, también llamaron la atención varias narcomantas que aparecieron en distintos municipios colgadas en pipas o camiones transportadores que decían: “Se termina el Huachicol. Apoyamos las medidas del Gobierno federal. Nosotros, el CJNG nos deslindamos del Huachicoleo”. Firmaba el cártel Jalisco Nueva Generación.

Con tanto “apoyo” de los principales cárteles y organizaciones del narcotráfico al Gobierno de López Obrador, sumado a la declaración que el pasado 30 de enero hiciera el Presidente en su conferencia mañanera de que se acabó la Guerra contra el Narco -“Oficialmente ya no hay guerra contra el narco. Nosotros queremos la paz”- se impone la pregunta de si la estrategia que va a seguir este Gobierno para pacificar al país y combatir al crimen organizado es la restauración de la llamada “Pax Narca” que prevaleció en los regímenes priistas del pasado, en donde la lógica era: “el Gobierno no se mete con los cárteles y los deja trabajar (en el trasiego de drogas sobre todo a EU) mientras estos no generen violencia en las comunidades ni se metan con la población” ¿Hacia allá vamos?

Notas indiscretas… Algo no cuadra en Chihuahua. Mientras Javier Corral dice perseguir y castigar la corrupción de su antecesor, César Duarte, su Gobierno acaba de adjudicar a la empresa Alimentos con Idea, S.A. de C.V un contrato para prestar alimentos en los penales del estado. Pero resulta que los dueños de esa empresa son empresarios cercanos al ex gobernador, además de haber sido inhabilitados en 2016 por el DIF Nacional “por entregar documentación apócrifa y documentación falsa para ganar un contrato en prestación de alimentos”. Para obtener el contrato del gobierno de Corral solo utilizaron una nueva razón social del corporativo del que depende la empresa IFOOD México, S.A. de C.V., misma que fue inhabilitada por el DIF, además de que Alimentos con Idea S. A. de C. V., no cuenta con experiencia y tiene antecedente de inhabilitación de otra empresa de su corporativo. Eso sí ese grupo empresarial, que antes era amigo de César Duarte, ahora presume su amistad con Javier Corral. ¿Y la congruencia apá?…Se lanzan los dados. Escalera doble. Buena semana.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar