Entre la filosofía y la ciencia

Opiniones y Comentarios Julio Ricardo Blanchet Cruz diariolibertad@gmail.com   Hace un par de días se comentó en este mismo espacio, que los científicos habían descubierto “El Duende” el Planeta número 10 del Sistema Solar; todavía más allá de Plutón…   Además, dijeron que todo indicaba que había otro Planeta todavía más allá, es decir un undécimo Planeta que orbita al Sol; pero aún no lo han podido corroborar por lo difícil que ha sido seguir su trayectoria…   Y que todo eso, incluyendo al Planeta 11 -todavía sin “bautizar”- ya lo había observado Pitágoras (569 – 475)hace XXVI Siglos.  Al “descubrir” que todos los Planetas tenían diferente masa, diferente volumen y diferentes velocidades de rotación y de traslación, dedujo que todos deberían de vibrar de manera diferente…   Y a eso le llamó “El Sonido de las Esferas” -porque también fue el primero que dijo que el mundo era redondo- que a su vez derivó en el lenguaje universal que son las notas musicales…   Pues bien.  Hoy, en pleno Siglo XXI, los científicos han descubierto mediante la Física Cuántica -la que todavía no acabo de entender bien a bien qué es, ni para qué sirve- se ha probado que cada persona tiene su propia realidad…   Según un acucioso estudio de la prestigiada Universidad Heriot-Watt del Reino Unido de la Gran Bretaña, sus físicos “Demostraron por primera vez, como dos personas pueden experimentar realidades diferentes y conflictivas”…   “Como resultado del experimento cuántico: Cada uno está en su propia realidad; y técnicamente ambos tienen razón.  Incluso si no están de acuerdo el uno con el otro”…   Solo que este espectacular resultado de la Física cuántica ya era conocido y desde luego divulgado de boca en boca por generaciones, desde que a alguien se le ocurrió que “Cada cabeza es un mundo”; que finalmente viene siendo más o menos lo mismo, pero sin tanta crema a los tacos   Y más antes; desde que en el Oráculo de Delfos estaba inscrito en su frontispicio “Conócete a ti mismo y conocerás El Universo”.  El más grande de los misterios que cada cuál tiene que descubrir por sí mismo…   También se ha dicho que la vida es una gran obra de teatro, donde cada uno tiene un papel, obviamente distinto.  Que es lo que se han encargado de destruir las religiones, ya que sostienen el que todos deben de seguir el mismo camino que ellos trazan…   Cuando una de las sentencias más tajantes e incuestionable de Pitágoras, es: “Quien sigue el camino de otro, nunca encuentra el suyo”…   Utilizando el símil de la obra de teatro; es tanto como si se entrara a formar parte de una obra en la que participas pero desconoces cuál es tu papel.  Resultado.  Un desastre.  Te la pasas improvisando todo el tiempo, pero nada te satisface…   Y todavía peor; es que ya en el escenario, el 99% de los actores también desconoce su papel.  Consecuencia: Lo que está sucediendo.  Un mundo de orates que van tras el mismo fin: la lana…   Sin entender que el dinero no debe de ser la meta, sino la consecuencia de algo bien hecho.  Pero para hacer las cosas bien, te tiene que gustar lo que haces.   Ya de salida…   Acaban de encontrar otra Vaquita Marina muerta.  Ahogada en las redes.  Y en las playas de Guerrero encontraron un centenar de tortugas muertas.  Animales que sobrevivieron la era de los dinosaurios.  Que pena por ellos…   Tal vez, cuando nos extingamos los seres humanos, puedan, como Los Lobos de Chernobyl,  regresar a vivir en el Paraíso Terrenal que los disque hechos a imagen de ya saben quien, venimos a destruir…   En solo 44 años, entre 1970 y 2014, según el reciente informe de World Wide Foundation (WWF) han desaparecido el 60% de las especies: aves, mamíferos, reptiles y peces.   Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida      ]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar