Fernando Kuri, ¡peor que Hernán Cortés!

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

De pronto es un violador de los derechos humanos y abusador de los trabajadores del ISSSTE… Qué raro ¿no?

 

A la vieja usanza era común observar a los políticos que luego de dejar el cargo se llevaban hasta las cucarachas de la oficina, destruyendo archivos, documentación comprometedora y dinamitando áreas neurálgicas.

Para los tiempos de la 4T, esas prácticas se creían desterradas… pero no es así.

Ya mismo está sucediendo en la Delegación de ISSSTE, Veracruz en donde a la de sin susto una buena mañana de marzo llegó rayando el sol Fernando Kuri Kuri, acompañado del Coordinador Federal de Delegaciones, Juan Evel Chávez, para darle posesión.

Ello provocaría sorpresa y disgusto de parte de quien se sentía dueña de la plaza, Elizabeth Morales, quien con antelación había venido siendo denunciada por corrupción en colusión con su subdelegada administrativa Shakira Yep Guizar… ¿me suena ese nombre?

Kuri llegaba con la más alta recomendación de Andrés Manuel López Obrador y el respaldo directo del jefe jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer, de tal suerte que fue punto más que imposible atajar su asunción a pesar de los afanes contrarios de Beatriz Paredes.

Para Kuri, los primeros días fuera la total luna de miel. Todo marchó sobre ruedas. Sin embargo, de la noche a la mañana alguien –acaso una mano caída- le cambio el cielo por el infierno.

De pronto la Sección 15 Veracruz del Sindicato Independiente de los trabajadores del ISSSTE (Sitissste) sin decir agua va se suelta el pelo y en denuncia no aldeana sino de carácter nacional, se queja de que Kuri es el mismísimo Diablo sin calzones.

En carta abierta al presidente Andrés Manuel López Obrador demanda “alto al abuso de sus derechos humanos, despidos injustificados, acoso, hostigamiento y más, de parte del delegado estatal Fernando Kuri Kuri”.

Los trabajadores se le van con todo a este pelandrujo.

En la misiva le recuerdan al Peje que votaron por él “le entregamos nuestra confianza para que a cambio se violen nuestros derechos humanos, nivel de vida, bienestar personal y el de nuestras familias”.

Y eso no es todo:

“También el de nuestras garantías individuales, el apartado “B” de la Ley del Trabajo, el artículo 123 de la Constitución” y creo que hasta las Leyes de Reforma de don Benito.

Por ello, no le piden, le exigen, a Andrés Manuel López Obrador que cesen los actos de fuerza –no se sabe si practican las vencidas en el ISSSTE-; se garantice el derecho a la vida, se impidan los despidos, la violación de los derechos laborales, no se toquen las prestaciones y se respeten a “los tratados internacionales”… (¡¡¡)

Y como todo lo anterior descrito sí que calienta, esta modesta columna exige que Kuri, aparte de que pida disculpas públicas, ahora que están tan de moda, a los violentados trabajadores y de paso sea llevado a Pacho Viejo por ¡Cabrón y ojete!

Y es que es inadmisible que todo eso lo haya hecho en unos días –habría que imaginar lo que sucederá cuando cumpla cien días de gestión- violando todo lo que este a su paso.

Pero además pasándose por el arco del triunfo la ley y atentando contra los empeñosos empleados ISSSTE, crisol en la atención al público, a la gente humilde que siempre es tan bien atendida, de manera digna e inmediata, con tan sobrada amabilidad que hasta los mandan en taxi a sus casas.

En la realidad la otra cara de la moneda pareciera que no es así como la pintan los quejosos.

Es un hecho que a las rémoras y corruptos no ha gustado la llegada de Fernando Kuri.

Su nombramiento tomó por sorpresa hasta al propio Manuel Huerta, que de vicegobernador pasó a vicegato de la Federación, y el respigo tiene varias aristas maldosas ya que no puede ser que el nuevo funcionario, que no lleva un mes ya violentó hasta tratados internacionales.

Aquí hay gato encerrado.

O los del Sitissste buscan negociar mejoras para su gremio exagerando y echándole el caballo a Kuri, o están siendo objeto de una manipulación de alguien que no está conforme con su llegada.

De otra suerte no se puede entender esa capacidad destructiva a la vuelta de tres semanas de gestión.

Habría, ya remitiéndose al planteamiento en serio, que su llegada a la Delegación del ISSSTE se registra en el marco de serias denuncias en contra de Elizabeth Morales García y su área de operación que demeritó la atención al público, la escasez de medicinas y pagos nominales oportunos, amén de hostigamiento y amenazas al personal ISSSTE.

Kuri, no ha gustado ya que a pesar de no ser de extracción morenista, ya que siempre ha pertenecido al PRI, fue producto de una negociación de alto nivel.

Y hasta donde se ha sabido llega al cargo con un disposición del diálogo con el personal de ese Instituto “para trabajar de la mano” tras asegurar que siempre le ha apostado a la continuidad.

Ha dicho además que conoce el tema de salud y dará todo su esfuerzo para dar atención de calidad a los derechohabientes, al personal de confianza y al sindicalizado.

En eso se quedó.

Pero días después, de manera por demás sospechosa, se le vino el mundo encima al ser acusado de ser peor que Hernán Cortes y los evangelizadores del Vaticano.

Algo pues no cuadra en este tema que más parece mediático que real. De cualquier modo ¡aguas! Se impone un marcaje persona a Kuri ya que en cualquier momento se alía con el Rey de España y los conquistadores para dar en su madre a los mestizos.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar