Pierde su registro el PES

Una de las grandes imposturas del sistema político mexicano es la creación de partidos políticos alentados por el régimen en el poder para dar la imagen pública de competencia democrática. Esos minipartidos o partidos fake succionan decenas de millones de pesos cada año, no en beneficio de la vida política ni de la competencia electoral, sino en beneficio de sus dirigentes.

Se ven en cada proceso hornadas de abusados vividores que se tendieron como tapete de las autoridades políticas en turno, para ser beneficiarios de las concesiones públicas que significan tener un registro partidista.

A la primera elección, esas formaciones políticas pierden el registro, porque no son opción, como es el caso del llamado PES, que lo acaba de perder, pero mientras ya dejaron sin muchos millones de pesos al presupuesto estatal, en detrimento de rubros sensibles como la salud, la educación, la vivienda, la obra pública o cualquier otra donde bien se podrían invertir los recursos obsequiados graciosamente a catervas de vivales. Ojalá que eso se acabe de una vez.

]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar