viernes, septiembre 24, 2021

PRI: cambia o lo cambian

ALPIE0321

AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

Este domingo 24 fue el registro de las fórmulas de candidatos a la presidencia y secretaría general del Comité Directivo Estatal del PRI, que por primera vez en la historia del partido tricolor en Veracruz serán electos mediante consulta directa a su militancia.

En el nivel nacional ya hubo un proceso interno similar en 2002, cuando Roberto Madrazo se impuso a Beatriz Paredes Rangel, quien en un principio era apoyada en la entidad por el entonces gobernador Miguel Alemán Velasco, pero de última hora el mandatario estatal instruyó a sus operadores electorales que se cargaran a favor del tabasqueño, dejando malparados a los que maniobraban para la tlaxcalteca conforme la línea original que habían recibido de Palacio de Gobierno.

Con esta polémica elección interna de Madrazo inició la fractura interna del PRI que cuatro años después, al imponerse como candidato presidencial en la sucesión de 2006, llevó al tricolor a su segunda peor debacle electoral, al ser desfondado hasta el tercer lugar en esos comicios federales.

Ahora, ya sin el gran elector priista que hasta 2016, antes de la alternancia en la gubernatura, tradicionalmente imponía a los dirigentes estatales, el priismo se apresta a elegir democráticamente a sus líderes en Veracruz  igual que como lo harán en el nivel nacional luego de haber perdido el año pasado la Presidencia de la República.

Y es que después del tsunami electoral de 2018 que lo sacó de Los Pinos y dejó muy disminuido en el Congreso de la Unión y en la Legislatura local con una simbólica votación de escasos 500 mil votos en el estado, al PRI no le queda más opción: o cambia o lo cambian, pues en las elecciones intermedias de 2021 habrá de competir no sólo con el partido que gobierna Veracruz y el país sino también con otras fuerzas políticas locales y nacionales que se lanzarán con todo para obtener sus registros partidistas.

Este domingo se registraron formalmente las siguientes seis fórmulas para la presidencia y secretaría general del Comité Directivo Estatal: Adolfo Ramírez Arana-Silvia Domínguez López; Norma Priscila Bautista Aburto-Fernando Sánchez Olarte; Damara Isabel Gómez Morales-Eligio Morales Fuentes; Zaida Alicia Lladó Castillo-Jorge Landa Rivera; Carlos Aceves Amezcua-Marilda Elisa Rodríguez Aguirre, y Marlon Ramírez Marín-Arianna Ángeles Aguirre.

Hubo dos aspirantes que no obstante su intenso activismo finalmente declinaron: la ex alcaldesa y ex diputada local de Minatitlán, Guadalupe Porras David, y el ex diputado federal de Cosoleacaque, Antonio Benítez Lucho, quien en una carta que difundió el pasado jueves 21 descalificó el proceso priista al considerarlo una “farsa perversa”, con “las trampas de siempre del Comité Directivo Estatal” que “parecen tener como propósito entronizar al ente bizarro llamado burlonamente ‘PRIAN’ ”.

El ex delegado del IMSS dijo que “sólo participaría si se establecían reglas claras, equitativas y precisas”, pues expuso que el padrón no está vigente, que data de 2014, y que la información sobre las estructuras territoriales de los comités municipales y seccionales también está obsoleta.

Pero en opinión de algunos prominentes priistas, la decisión de Benítez Lucho, que presuntamente tomó por sorpresa a algunos de sus operadores más allegados como Ranulfo Márquez Hernández,  se debería a que en realidad se habría sentido en desventaja porque no estaba seguro de ganar ni en Cosoleacaque, donde sus principales aliados, los hermanos Cirilo y Ponciano Vázquez Parissi, alcalde en funciones y ex diputado local, respectivamente, se inclinaron por apoyar a Marlon Ramírez, el regidor con licencia del Ayuntamiento del puerto de Veracruz que ahora es considerado como el candidato más fuerte en la contienda interna.

Con la autoexclusión de Benítez, Ramírez Marín habría sumado al grupo del ex senador José Francisco Yunes Zorrilla, en cuya campaña por la gubernatura de 2018 fue apoyado precisamente por los hermanos Vázquez Parissi, de Cosoleacaque. De hecho, la compañera de fórmula de Marlon es la ex alcaldesa de San Andrés Tlalnelhuayocan, Arianna Ángeles Aguirre, muy allegada también al político de Perote.

Este domingo, en su registro, el regidor porteño fue acompañado además por la diputada federal Anilú Ingram Vallines, cercana al coordinador de la bancada del PRI en el Senado de la República, Miguel Ángel Osorio Chong, y por el ex dirigente priista y ex líder del Congreso local, Jorge Carvallo Delfín, ligado a grupos de poder del Estado de México y al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, a cuya cuadra pertenece también Benítez Lucho.

Por su parte, el ex dirigente juvenil del PRI, ex diputado local y ex alcalde de Paso de Ovejas, Adolfo Ramírez Arana, primo hermano de Marlon, tendría el apoyo del grupo del ex senador y ex candidato a gobernador Héctor Yunes Landa, actual vicecoordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, pues incluyó en su fórmula como candidata a la secretaría general a Silvia Domínguez, incondicional de Yunes Landa. Mientras que el ex diputado local y ex director del COBAEV, Carlos Aceves Amezcua, identificado también con el ex gobernador Herrera Beltrán, supuestamente contaría además con el apoyo de su tío Carlos Aceves del Olmo, dirigente nacional de CTM.  Su compañera de fórmula es Marilda Rodríguez, ex alcaldesa de Vega de Alatorre y ex candidata a diputada federal por el distrito de Xalapa Rural. La regidora de Minatitlán, Damara Gómez, sería apoyada por la ex alcaldesa xalapeña, ex dirigente estatal del PRI y ex delegada del ISSSTE, Elízabeth Morales, cuyo padre Eligio Morales, ex dirigente municipal del partido tricolor, va postulado como secretario general.

La fórmula que más sorprendió fue la que encabeza Norma Priscila Bautista Aburto, y no solamente porque no sea muy conocida entre la militancia priista, sino porque existen evidencias de que su candidato a la secretaría general, Fernando Sánchez Olarte, apoyó al abanderado de la alianza PAN-PRD-MC, Miguel Ángel Yunes Márquez, en la contienda del año pasado por la gubernatura del estado.

¿Acaso por eso es que Benítez Lucho consideró el proceso interno de su partido como una “farsa perversa”, con “las trampas de siempre del Comité Directivo Estatal” que “parecen tener como propósito entronizar al ente bizarro llamado burlonamente ‘PRIAN’ ”?

Pero el comentario generalizado es que la fórmula Bautista Aburto-Sánchez Olarte no tiene realmente posibilidades de ganar la elección interna. Por lo mientras, habrá que ver si en el dictamen que dará a conocer este martes la Comisión de Procesos Internos se confirma dicha candidatura, pues a partir del 27 de marzo hasta el 26 de abril todos los candidatos aprobados deberán hacer proselitismo, ya que el 28 del mes entrante será la jornada electiva. Y, para entonces, deberán contar y tener acreditados a sus representantes en las 220 casillas que se instalarán en toda la entidad veracruzana. Oficialmente sólo podrán votar quienes se encuentren en el padrón de militantes que el Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó como válido, el cual está integrado por 160 mil afiliados, aproximadamente.

ULISES RUIZ EN XALAPA

Por cierto, el próximo miércoles 27 de marzo retornará a Xalapa el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, aspirante a la presidencia del CEN del PRI, quien sostendrá reuniones con representantes de los medios de comunicación y con algunos actores políticos de la entidad.

 ]]>

Lo último

Columnas