Tuberculosis pulmonar resistente y mortal

La tuberculosis es una de las 10 principales causas de mortalidad en el mundo (Leer en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/tuberculosis). En 2016, 10,4 millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1,7 millones murieron por esta enfermedad. Más del 95% de las muertes por tuberculosis se producen en países de ingresos bajos y medianos. La tuberculosis multirresistente (TB-MDR) sigue constituyendo una crisis de salud pública y una amenaza para la seguridad sanitaria mundial. En casi todos los países se ha propagado una nueva cepa de la tuberculosis multirresistente a los medicamentos (TB-DR), que es más agresiva y mortal (Consultar en: http://www.expedientenoticias.com/alertan-de-propagacion-de-cepa-mortifera-de-tuberculosis-19445). La tuberculosis es causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones, pero también puede infectar al sistema ganglionar (linfático), osteoarticular, a la piel, al sistema nervioso central, pericardio (alrededor del corazón), vía genitourinaria, gastrointestinal o presentarse de manera diseminada (propagada en el cuerpo) o miliar. Se trata de una afección curable si se trata correctamente y que se puede prevenir con buenos hábitos higiénicos, alimenticios y con vacunas. La infección se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada. Se calcula que una cuarta parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, o sea, son personas infectadas por el bacilo pero que aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección. Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen un riesgo a lo largo de la vida de enfermar de tuberculosis de un 5-15%. En cambio, las personas inmunodeprimidas, por ejemplo, las que padecen VIH-SIDA, desnutrición o diabetes, y los consumidores de tabaco corren un riesgo exponencialmente mayor de enfermar. Una persona con tuberculosis activa puede infectar a lo largo de un año a entre 10 y 15 personas por contacto directo. La tuberculosis afecta principalmente a los adultos en los años más productivos de su vida, lo que no significa que los demás grupos de edad estén exentos de riesgo. Más del 95% de los casos y de las muertes se concentran en los países en desarrollo. Las personas infectadas por el VIH tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de desarrollar tuberculosis activa. Ese riesgo también es más elevado en las personas que padecen otras enfermedades que dañan el sistema inmunitario. Ahora bien, la tuberculosis farmacorresistente alcanza niveles desconocidos hasta ahora. La tuberculosis multirresistente (MDR) está causada por bacterias que son resistentes por lo menos a la isoniazida y a la rifampicina, los fármacos antituberculosos más eficaces. La tuberculosis multirresistente puede ser consecuencia de una infección directa por bacterias resistentes o puede aparecer en el curso del tratamiento del paciente. La tuberculosis ultrarresistente (XDR) es una forma de tuberculosis causada por bacterias resistentes a la isoniazida y la rifampicina (es decir, tuberculosis MDR) así como a cualquier fluoroquinolona y a cualquiera de los fármacos antituberculosos inyectables de segunda línea (amikacina, kanamicina o capreomicina). Estas formas de tuberculosis no responden al tratamiento convencional de seis meses con medicamentos, se curan con medicamentos más tóxicos y mucho más costosos (de 50 a 200 veces más) y el tratamiento dura dos años o más. Desde que se definió por primera vez la tuberculosis ultrarresistente en 2006, un total de 58 países han notificado por lo menos un caso de este tipo de tuberculosis. Es necesario ampliar y acelerar urgentemente en los países el acceso a tecnologías nuevas y rápidas que puedan diagnosticar la tuberculosis MDR en dos días, en lugar de los métodos tradicionales, que llegan a tardar hasta cuatro meses (Revisar en: https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2010/drug_resistant_tb_20100318/es/). Síntomas y diagnóstico Los síntomas comunes de la tuberculosis pulmonar activa son tos productiva (a veces con sangre en el esputo), dolores en el tórax (pecho y espalda), debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudores nocturnos. Son muchos los países que siguen dependiendo para diagnosticar la tuberculosis de la baciloscopia de esputo, una prueba que viene utilizándose desde hace mucho tiempo. Este método consiste en el examen microscópico de muestras de esputo por técnicos de laboratorio para detectar la presencia de la bacteria de la tuberculosis. Sin embargo, la microscopía solo detecta la mitad de los casos de tuberculosis y es incapaz de determinar si hay farmacorresistencia. El uso de la prueba rápida Xpert MTB/RIF® se ha ampliado considerablemente desde 2010, cuando la OMS recomendó su empleo por primera vez. La prueba detecta de forma simultánea la tuberculosis y la resistencia a la rifampicina, que constituye el fármaco más importante contra esta enfermedad. Este método, que permite obtener un diagnóstico en el plazo de dos horas, está recomendado por la OMS como prueba de diagnóstico inicial en todas las personas con signos y síntomas de la tuberculosis. El diagnóstico de la tuberculosis multirresistente y la tuberculosis ultrarresistente, así como el de la tuberculosis asociada al VIH, es complejo y caro. En los niños es particularmente difícil diagnosticar esta enfermedad, y la prueba Xpert MTB/RIF es por ahora el único método generalmente disponible para el diagnóstico de la tuberculosis pediátrica. Los médicos especialistas adecuados para tratar la tuberculosis pulmonar multirresistente y ultrarresistente son el neumólogo, el infectólogo y el médico internista; en los niños es el pediatra, el neumólogo pediatra e infectólogo pediatra. Tratamiento de la tuberculosis multirresistente La farmacorresistencia surge debido a una mala utilización de los medicamentos antituberculosos, ya sea a través de su prescripción incorrecta, por la mala calidad de los medicamentos o la interrupción prematura del tratamiento por los pacientes. La bedaquilina y la delamanida son los medicamentos de elección para la tuberculosis multirresistente y ultrarresistente. El acceso de los pacientes a estos medicamentos sigue siendo muy limitado (Leer en: https://www.msf.mx/article/tuberculosis-multirresistente-el-cambio-que-no-llega). En otro asunto, como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que todas las instituciones de salud en México informen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades, y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas adecuadas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones. Por último, invito a todos a ver y a participar en el programa de Televisión por Internet ‘Especialistas médicos al cuidado de su salud’ que conduce el doctor Rafael Aguirre Cardoza, el próximo viernes nos acompañará el cirujano oncólogo, doctor David Plata Rodríguez, con el importante tema: ‘Cáncer de hígado’. En este programa cada viernes se entrevista a diferentes especialistas con temas de enorme relevancia para toda la población. Su servidora forma parte del equipo de producción de este esmerado proyecto de salud, que se transmite de 20 a 21 horas, a través de Internet por: www.emcs.com.mx donde también se encuentran las entrevistas completas de más de 142 enfermedades; y se transmite vía Facebook Live (en vivo) por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com  ]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar