Vaya manera de enredarse con las palabras

Desde el Café
Por Bernardo Gutiérrez Parra

Varios medios de comunicación entre portales de noticias, diarios y noticieros radiales, dieron a conocer que el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, tiene a familiares suyos trabajando en esa dependencia.

La información contiene nombres, cargos, pelos y señales de quienes presuntamente son primos o sobrinos del funcionario.

Ante esto, la Secretaría de Salud emitió un comunicado de cuatro párrafos donde rechaza “categóricamente” las prácticas de nepotismo y reafirma su compromiso de trabajar de manera honesta y leal a favor de la ciudadanía. Pero en ninguno de sus renglones niega o afirma que familiares de Ramos Alor estén trabajando en esa secretaría.

Entrevistado al respecto, don Roberto dijo que todo es un montaje con el que quieren socavar al gobierno de Cuitláhuac García. Y para darle más punch a sus palabras se remitió a una frase de Luis Echeverría: “Los que están haciendo esto son emisarios del pasado retardatarios que hoy les duele el cambio que ha habido, que representa un beneficio para el pueblo y les duele haber perdido los privilegios que les daba la corrupción”.

Casi a renglón seguido dijo que no viene a robar ni a traicionar al pueblo. “Mis objetivos no son esos, investiguen y vean que son montajes burdos de intereses perversos que quieren dañar al gobierno”.

Ajá, pero ¿tiene o no tiene trabajando a familiares en la Secretaría de Salud? Eso no lo contestó.

Vaya manera de complicarse la existencia tanto de la SS como de su titular.

Tan sencillo como que la dependencia hubiera dicho en su comunicado: “En relación a la información publicada en algunos medios de comunicación, la Secretaría de Salud niega categóricamente que su titular Roberto Ramos Alor tenga trabajando en esta dependencia a familiar alguno”. Y ya.

Pero soltaron un comunicado que no dice nada y los hace caer en la sospecha.

Por su parte, Ramos Alor se aventó un choro innecesario cuando lo único que debió decir: “Niego (o afirmo en su defecto) que haya metido a trabajar a algún miembro de mi familia en la dependencia a mi cargo”. Y listo, eso hubiera sido todo.

Lo único que logró al enredarse en una parrafada insulsa que no venía ni al caso, fue que los veracruzanos afirmen su creencia de que tiene trabajando en la SS a buena parte de su parentela. Y eso, es una falta grave.

Pocos lo saben pero…

El presidente de la Jucopo en el Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, destina la mitad de su salario a la rehabilitación de escuelas en su distrito. Pero no sólo eso. No es raro ver al legislador en los municipios de Hueyapan de Ocampo, Catemaco y San Andrés Tuxtla ayudando a pintar y reparar las escuelas. “Allá en el Congreso anda de saco y corbata, pero aquí se arremanga la camisa y literalmente nos echa la mano” dicen los agradecidos habitantes del distrito 25 cuya cabecera es San Andrés.

La única invitada…

Rosalinda Galindo Silva, fue la única diputada invitada por el gobernador Cuitláhuac García al Museo Memoria y Tolerancia donde el mandatario estatal pidió, a nombre del gobierno que encabeza, una disculpa pública a los familiares de cinco jóvenes desaparecidos el pasado 11 de enero de 2016, por policías estatales. Esta invitación tiene muchos mensajes y uno de ellos es que la legisladora por Xalapa ha trabajado porque se esclarezcan los casos de desaparición forzada que han enlutado a cientos de familias en Veracruz.

bernardogup@hotmail.com

 

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar