Demanda contra Yunes en la Federación, para que no lo proteja Winckler

Místicos y Terrenales

Por: Marco Antonio Aguirre Rodríguez

  • Comtelsat acusa a Yunes y Cuitláhuac por su incumplimiento
  • Un fraude de mil 100 millones de pesos

La demanda contra Miguel Ángel Yunes Linares por el fraude de las cámaras de videovigilancia debió interponerse aquí, en Veracruz, ante la Fiscalía del estado, pero se llevó hasta la Fiscalía General de la República (FGR) para evitar que Jorge Winckler, el Fiscal del estado, proteja al exgobernador y entorpezca las investigaciones.

La probabilidad de que Winckler encubra al exgobernador y a quienes fueron sus funcionarios es bastante posible, por la cercanía que tienen. De hecho gobernantes.com (http://www.gobernantes.com/vernota.php?id=247138) el marte 9 de abril publicó que el exgobernador se había reunido con el Fiscal y y el exsecretario de seguridad pública Jaime Téllez Marie.

Esa es una de las causas por las que la demanda se presentó en la FGR.

En México le darán curso a la demanda, porque los recursos que se usaron para la instalación provenían de un paquete especial del programa de Fortalecimiento a la Seguridad.

La demanda que el Gobierno del Estado de Veracruz interpuso, anota que a la empresa Comtelsat se le pagaron mil 100 millones de pesos por la instalación de 6 mil 324 cámaras de videovigilancia, las cuales no colocaron en su totalidad (sólo se pusieron 6,025 cámaras), y las que apostaron, muchas no funcionan..

Casi 300 cámaras no fueron colocadas y se desconoce dónde están.

Y de las que se ubicaron sólo el 28 por ciento están funcionando, es decir 1,695, pero además operan con deficiencias.

De las cámaras que se instalaron se encontró que en Fortín, de las 676 cámaras colocadas, ninguna trabaja; en Poza Rica, de las mil 120 cámaras, sólo operan 10, lo que equivale a menos del 1 por ciento; en Cosoleacaque, de las 990 funcionan 62, es decir, el 6.3 por ciento.

En la región de Xalapa, de los mil 228 dispositivos, nada más 339 son útiles; en la región de Pánuco se instalaron 380 cámaras, de las cuales funcionan 88; en la región de Veracruz es donde más cámaras hay funcionando: de las 1,631 instaladas, activas están 1,196.

Lo raro de la denuncia, es que no incluye nada sobre los arcos carreteros y los centros de monitoreo de las cámaras, que también fueron contratados a Comtelsat, eso aún cuando la misma empresa reconoce que aún existen pendientes en la colocación de los arcos y la puesta a punto de los centros de monitoreo.

Pero además la demanda no es directa contra Miguel Ángel Yunes, si no “contra quien resulte responsable” y se interpuso ante el titular de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y contra la Administración de Justicia de la FGR, Alberto Antonio Valle Gay.

LO QUE SE ANUNCIÓ Y LO QUE SE PUSO. El 22 de octubre de 2017, Yunes Linares, anunció la instalación de 6 mil 476 cámaras de videovigilancia en el estado, con una inversión de 700 millones de pesos.

En esas fechas se dijo que estarían listas para enero de 2018.

Finalmente contrataron menos y pagaron 400 millones de pesos más.

De hecho Miguel Ángel Yunes infló desde un principio las expectativas y cuando anunció la instalación enumeró 7 mil 276 cámaras.

Mil 251 cámaras sólo quedaron en su enunciación.

 

El 19 de agosto de 2018 aseguró que el proceso se encontraba en la fase de configuración, para verificar que la señal que llegase a los C4 y al C5 de Veracruz-Boca del Río sea óptima.

Pero fue mentira.

COMTELSAT: FAVORITISMO E INEFICACIA. Desde un principio la instalación de las cámaras de videovigilancia estuvo mal:

  • No hubo licitación para su compra.
  • Se contrató a una empresa que fue inhabilitada en 2014
  • No hubo coordinación con los ayuntamientos
  • Y no se contempló en el Presupuesto de Egresos del gobierno del estado de 2018
  • Vaya, ni siquiera estaba en el padrón de proveedores de Sefiplan
  • La empresa nunca había hecho instalación de cámaras de videovigilancia en ningún lugar del país hasta entonces

Comtelsat es propiedad de Manuel Arroyo (quien también es dueño de El Financiero) y de Bernardo Gómez (de Televisa).

Por eso fue que en un principio Comtelsat hizo lo que quiso con la instalación de las cámaras de videovigilancia.

Comtelsat fue inhabilitada por tres meses por la Secretaría de la Función Pública (SFP) a partir del 23 de septiembre de 2014, según publicación hecha en el Diario Oficial de la Federación un día antes, luego de que el Órgano de Control Interno de Pemex Exploración y Producción concluyó un procedimiento de investigación radicado en el expediente CI-S-PEP-004/2013.

La inhabilitación fue dada a conocer por la SFP a través de la circular OIC-PEP-AR-18.575. 034/2014, sin mencionar la causa de la sanción a la empresa.

Comtelsat opera en México desde 1993, pero en 2012 Manuel Arroyo, a través de la empresa Lauman, compró El Financiero, la agencia Finsat, y se asoció con Bloomberg para desarrollar un amplio proyecto de comunicación.

Otro escándalo de  Comtelsat en 2014, fue que le embargon las cuentas bancarias por el incumplimiento del pago a sus trabajadores, al IMSS, Infonavit y al SAT.

LOS GOBERNADORES SON LOS CULPABLES: COMTELSAT. Ahora la empresa a través de su apoderada Gabriela Montaño, culpa tanto al gobierno de Yunes Linares como al de Cuitláhuac García por no haber concluido todavía un trabajo que debió quedar listo hace más de un año, según el anuncio original.

Asegura que pidieron al gobierno actual un plazo de 160 días para terminar el fallido Sistema Estatal de Videovigilancia.

Pero esto lo hicieron después de desoír las peticiones que les hicieron para terminar de instalar las cámaras y de ponerlas a funcionar.

El 11 de diciembre de 2018,  secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, dijo que “tratarían” de presionar a Comtelsat, para terminar la instalación de los aparatos y amenazó con hacer válida una fianza por 500 millones de pesos.

Pero la amenaza no fructificó.

Y justamente un mes después, el 11 de enero de éste 2019, nuevamente anunció que denunciará al gobierno de Miguel Ángel Yunes por las ineficaces cámaras de videovigilancia.

Tardó cuatro meses y 9 días para presentar la denuncia, y lo hizo después de varias amenazas.

Las versiones internas eran que “buscaba un acuerdo” con Comtelsat.

Obviamente, esto no se dio.

Mediante oficio la empresa intentó justificar el retraso por los cambios que tuvieron que hacer al plan de trabajo con Yunes Linares.

Según una nota aparecida en alcalorpolitico.com, también acusaron que “de manera extraoficial” el actual Gobierno les negó el acceso al proyecto desde el 29 de enero de 2019.

El gobierno de Cuitláhuac García inició un procedimiento de Rescisión Administrativa al contrato firmado el 7 de diciembre de 2017 para la “Adquisición, suministro, electrificación e instalación y puesta en operación de sistemas de circuito cerrado de televisión CCTV”.

El sistema, según lo estipulado en el contrato SSP-UA-111/17, debía de haberse terminado a inicios de julio de 2018, no obstante, circunstancias “tanto físicas como técnicas” lo impidieron.

¿Seis meses extra les fueron insuficientes para componer lo que debían dejar bien?

¿Algún día quedarán listas esas cámaras de videovigilancia y demás equipos?.

Estás hacen falta, mucha falta, para la seguridad de los terrenales.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar