Fiscal insostenible

ALPIE0423

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

Por si alguna duda le quedaba, el fiscal Jorge Winckler acaba de confirmar que tanto para el gobierno estatal como para el federal, ambos de Morena, tiene calidad de “indeseable”.

Y es que a diferencia del alcalde porteño Fernando Yunes Márquez, quien sí estuvo muy cerca del presidente Andrés Manuel López Obrador en la ceremonia de este domingo en la H. Escuela Naval de Antón Lizardo, Winckler no fue invitado a ese evento ni a la Reunión de Gabinete de Seguridad que encabezó el mandatario mexicano la mañana siguiente en el Museo Naval México, del puerto de Veracruz.

Posteriormente, como ya se sabe, en la conferencia de prensa mañanera López Obrador dijo que Winckler no está “bien recomendado”, versión que reforzó Martí Batres, presidente de la mesa directiva del Senado de la República, al tuitear que el fiscal no trabaja para el gobierno de Cuitláhuac García sino para el ex gobernador Miguel Ángel Yunes que lo dejó en la FGE.

Este martes, el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, entrevistado por la periodista Denise Maerker para su programa radiofónico “Atando cabos”, reconoció que sobre el caso de la masacre de Minatitlán “no podemos coordinarnos con la Fiscalía (porque) hay dudas razonables”.

Cisneros, al igual que ya lo había declarado la semana anterior el gobernador García Jiménez, reiteró que “no hay confianza en la información que proporciona la Fiscalía General del Estado”.

El titular de la SEGOB acusó que la Fiscalía a cargo de Winckler ha mantenido guardadas en los dos últimos años “152 órdenes de aprehensión contra criminales de alto impacto”, por lo que estaría incurriendo en “omisión, ineptitud o complicidad”.

Y es que en su edición impresa de este martes, el diario capitalino Reforma publicó que “la descoordinación entre el Gobierno de Veracruz y la Fiscalía General del Estado ya afectó la investigación de la masacre ocurrida en Minatitlán el pasado viernes”, debido a que el domingo, dos días después del atentado, el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, informó que “se han logrado identificar a algunas personas, de los cuales dos ya manejamos como objetivos” y que “la investigación va muy adelantada”, asegurando que “todos (los involucrados en el crimen) están ligados a un grupo de la delincuencia organizada.”

Pero el fiscal dijo no estar enterado, por lo que le pidió a Gutiérrez Maldonado “entregar información veraz sobre esos supuestos involucrados para solicitar a un juez las órdenes de aprehensión”.

Sin embargo, lo dicho por el titular de la SSP ya era información que circulaba en las redes sociales y en algunos blogs y portales informativos de internet, en los que aparecían hasta las fotografías de Tomás Alvarado Chávez y/o Tomás Sánchez Alvarado, (a) “El Lagarto”, y Adrián Fernández,, (a) “El Pelón”, operadores del Cártel de Jalisco Nueva Generación en Minatitlán, donde son conocidos por otros hechos delictivos.

Empero Winckler reprochó: “Por los testigos sabemos la fisonomía de los atacantes, su vestimenta, pero hasta el momento no tenemos ningún apodo o nombre, si Seguridad Pública los tiene identificados le vamos a solicitar la información”, dijo como si pretendiera que le resuelvan el caso.

Por cierto, el periódico Reforma consigna que en Minatitlán “agentes de la Fiscalía se abocaron a solicitar grabaciones de cámaras de seguridad, principalmente de empresas, pues las de las autoridades locales no funcionan”, lo que ha hecho recordar el fraude de las cámaras de videovigilancia por las que el ex gobernador Miguel Ángel Yunes, su jefe político, le pagó anticipadamente 1,100 millones de pesos a la empresa Comtelsat pese a que de los 6 mil 324 equipos instalados sólo funciona el 28 por ciento, esto es, 1,695.

¡Así cómo se va a inhibir a la delincuencia y combatir a los criminales! 

 

EL GOBER MÁS CONSENTIDO

Pese a su decepcionante y cuestionado desempeño, al que le fue requetebién en la reciente visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Veracruz fue al gobernador Cuitláhuac García, y no sólo por la retahíla de elogios que durante los dos días de su estancia en la entidad le prodigó generosamente el tabasqueño, sino también porque ese mismo lunes, después del mediodía, por instrucciones del jefe del Ejecutivo federal el mandatario veracruzano fue recibido en la Ciudad de México por el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, quien le anunció que PEMEX invertirá directamente en la entidad 21 mil 543 millones de pesos, más aparte 556 millones de pesos en inversión social diversa, así como 15 mil 339 millones de pesos en otros 34  proyectos.

López Obrador cumplió así su palabra de inmediato, pues por la mañana, en su conferencia de prensa, había prometido respaldar al pueblo y gobierno de Veracruz con más presupuesto y apoyo federal.

Ahora habrá que ver si el gobernador García Jiménez y su equipo –en esta ocasión lo acompañaron los secretarios de Gobierno, Eric Cisneros; de Finanzas y Planeación, José Lima Franco, y el de Desarrollo Económico, Ernesto Pérez Astorga; así como los diputados federales Ricardo Exhome y Dorheny García Cayetano, entre otros– corresponden con buenos resultados a este generoso espaldarazo del Presidente, quien el próximo fin de semana retornará al sur del estado, concretamente a Minatitlán y Coatzacoalcos, donde seguramente reiterará estas millonarias inversiones de PEMEX.

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar