La violencia en Veracruz es incontrolable; todos tenemos un amigo o familiar al que la violencia lo fustigó

Comenta el periodista Armando Ortiz en su cuenta de Facebook: “El día viernes recibí el mensaje de un amigo que no pudo asistir el día jueves al taller Libertad bajo Palabra. Mi amigo me decía que el martes en Chicontepec dos hombres trataron de asaltar a su cuñado, un hombre honrado y trabajador de esa zona. Las noticias sobre el caso dicen que el empresario trató de defenderse, disparó a los maleantes, pero uno de ellos respondió y lo asesinó. La esposa de mi amigo se quedará por allá un tiempo, hasta el novenario.
Este drama, dijera la senadora Gloria Sánchez, se repite en miles de casas en Veracruz, con miles de familias diferentes. Pero el gobernador dice que la violencia no es incontrolable”. En todo el estado los demonios se soltaron. Los delincuentes ya se han dado cuenta del vació de poder que existe en el estado, de las broncas internas, de un secretario de Gobierno más empecinado en sacar al fiscal de su puesto que en conseguir la gobernabilidad interna del estado.
En Veracruz no hay persona que no tenga un familiar o un conocido al que no hayan extorsionado, robado, secuestrado, herido o asesinado. Pero el gobernador dice que la violencia en Veracruz no es incontrolable; la senadora a Gloria Sánchez pide que no hagamos tanto drama y el presidente de México dice que tenemos un gobernador que no es “mala leche”.
Ahora ya sabemos que el plazo fatal de seis meses no será suficiente, y que como si la violencia fuera una diabetes crónica, nos tendremos que acostumbrar a vivir con ella, hasta que un día nos secuestren y nos maten. Pero la violencia, dice el gobernador, no es incontrolable.
LBP Noticias

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar