La zancada para Veracruz

Los Políticos
Salvador Muñoz
 
La imagen del sábado fue discreta, pero no por ello deja de ser significativa en su primera fase: los tres poderes del Estado en reunión. La foto la sube Cuitláhuac García Jiménez, quien es acompañado por José Manuel Pozos Castro y Edel Alvarez Peña, con el siguiente texto: “Reiteramos nuestro compromiso de actuar con respeto a las instituciones y coordinar acciones para el bienestar de la gente en nuestro estado”.
Hay que enmarcar la foto así como una palabra clave que al parecer, al inicio de esta administración, se extravió o se desconocía: “Respeto”.
Cuando uno cita “en su primera fase”, es porque para nadie es ajeno que al inicio de la administración, la relación Poder Judicial con Poder Ejecutivo, fue de fricción, ríspida, motivada por una solicitud de Juicio Político en contra del presidente de dicho poder, Edel Alvarez Peña.
Ya hubo un acercamiento, ya hubo un diálogo, ya hubo un encuentro, que igual debe motivar a pensar, creer, desear, que habrá un trabajo coordinado en estos tres poderes, en función de una sola entidad: los veracruzanos.
Igual, para los observadores de la política del día con día, quizás no haya pasado desapercibido ese sano distanciamiento que ha tenido el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez con el director de Parques y Jardines, Supervisor de Obras, Pilmama del Alcalde de Alvarado, Levanta-Muertos, Erik Cisneros Burgos… Observen… ya casi no aparece al lado del mandatario haciéndole sombra…
Se habla de un sano distanciamiento, porque si en algo ha caracterizado a este personaje que debiera encargarse de la política interna del Gobierno y ser puente con los ciudadanos, empresarios, alcaldes, diputados y sinnúmero de personajes, ha hecho todo lo contrario… su papel ha sido la confrontación con todos…
La “política” de las amenazas y de los insultos de Cisneros Burgos, ha sido el matiz que sin querer o queriendo, ha permeado al Gobierno de Cuitláhuac García en estos cuatro meses de Gobierno, que va desde la confrontación con el Fiscal Jorge Winckler (que raya en la obsesión) y con el Poder Judicial (como se citó líneas arriba).
Y con los alcaldes, ¡ni se diga! Baste recordar cuando el dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero, pidió a Cisneros Burgos aclarara ese “moche” que le pedía a los alcaldes del 50% de participaciones federales que por resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, había que entregarles.
¿Se acuerdan igual de su choque con la Iglesia por decir que los sacerdotes utilizaban a conveniencia la confesión para de allí dar sus mensajes dominicales “con jiribilla”? ¡Qué necesidad había de enfrentar al Gobierno estatal con la Iglesia! ¡Ninguna!
O qué decir de cuando tuvo que salir Estela Casados a dejarle en claro al agrónomo Erik Cisneros que entre las atribuciones del Instituto Veracruzano de las Mujeres no está salvaguardar la seguridad de las veracruzanas, y lo instó a conocer tales atribuciones.
¡Vamos! ¡Tampoco el Poder Legislativo se ha salvado de este personaje! ¡hasta con diputados de Morena hubo choque! Afortunadamente en el Congreso local, después del Wincklerazo, que puso en su justa dimensión y tamaño a Cisneros Burgos no sólo a nivel local, sino nacional, se empiezan a sentir otros aires de cambio, de forma de hacer política… no es fácil, no es sencillo… si algunos morenos y del PES quedaron escamados, ¡imagínense a los panistas! pero se va avanzando con respeto y diálogo de quienes saben del quehacer político… y si pudiéramos poner ejemplo, baste dos: El presupuesto de Egresos 2019 y la Guardia Nacional, ambos, aprobados por unanimidad…
El asunto es que la forma de hacer “política” de este personaje, lamentablemente, ha tenido un solo receptor: Cuitláhuac García Jiménez.
Por eso se habla de la sana distancia entre el número 1 del Gobierno con el (Bola) 8… y tan sólo la imagen que este sábado el mismo Cuitláhuac García Jiménez subió a sus redes sociales, refresca los aires de la política en Veracruz cuando dos poderes que han sido víctimas de la burda forma de hacer “política” de Cisneros Burgos, se reúnen con el Poder Ejecutivo para coordinar acciones en pro del bienestar de los veracruzanos, con un ingrediente esencial… respeto mutuo entre ellos.
Bien por Edel Alvarez Peña, bien por José Manuel Pozos Castro y muy bien por Cuitláhuac García Jiménez, porque junto al respeto mutuo entre poderes y al diálogo, se ve que le está agregando lo más esencial que debe de haber en un Gobierno: política. Y si esa foto de los Tres Poderes significa un paso para Veracruz, la sana distancia del principal detractor del Gobierno estatal debe ser vista ¡como una zancada!
 
smcainito@gmail.com

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar