No es buen augurio que AMLO venga a solapar a Cuitláhuac; mal mensaje para Veracruz, mal mensaje para todo el país

No es buen augurio para Veracruz el que AMLO venga a solapar la ineptitud de Cuitláhuac García; el mensaje que manda el primer mandatario no es bueno. El primer mensaje es para todo el país, pues López Obrador está diciendo a todo México que mientras el gobernador sea de su partido y cuente con su respaldo, los malos resultados no importan. En el pasado, Andrés Manuel, por hechos menos violentos y por menos asesinados, armaba un mitote en redes sociales, y exigía acción a las autoridades, incluso al propio presidente.
Pero ahora no sólo no dice nada, sino que respalda a un funcionario público que a ojos vistas no puede con el cargo. El segundo mensaje es para los veracruzanos. Vamos a tener que aguantar las ineptitudes de un gobernador rencoroso, ineficiente y poco inteligente; un gobernador omiso al que ya varios de sus secretarios rebasan.
Un gobernador que va a seguir echándole la culpa a los gobiernos anteriores, que va a buscar excusas. No hace bien ni al país ni al estado el que el presidente diga que tenemos un gobernador honrado, un gobernador que no tiene mala entraña, cuando los que vivimos en Veracruz nos damos cuenta de lo contrario.
Es cierto que cuatro meses son pocos para exigir resultados totales, es poco tiempo para exigir que no haya más violencia en las ciudades; pero al menos se esperaría que en estos cuatro meses los indicadores de incidencia de la violencia mostraran una disminución en los crímenes. Pero no han disminuido, antes bien aumentaron. Mal augurio para Veracruz la visita de AMLO.
LBP Noticias

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar