Refrescos Peñafiel con altas cantidades de arsénico en sus bebidas

La compañía refresquera Peñafiel no deja de ser un objetivo seguro para la revista estadounidense Consumer Reports, que se encarga de llevar a cabo pruebas en productos de manera imparcial y sin fines de lucro, para posteriormente publicar los resultados de sus investigaciones. En esta ocasión, la compañía Peñafiel, que actualmente pertenece a Dr. Pepper Snapple Group, se ha ubicado nuevamente entre aquellos productos bebibles que contienen cuantiosas dosis de arsénico.
El arsénico es un elemento químico que pertenece al grupo de los metaloides, raramente se encuentra en estado sólido. Desde la antigüedad se reconoce como extremadamente tóxico. A pesar de esto, se considera también como un elemento esencial para la vida. La ingesta diaria de 12 a 15 microgramos puede consumirse sin problemas en carnes, pescados, vegetales y cereales, siendo los peces y crustáceos los que más contenido de arsénico presentan.
Sin embargo, la presencia de este elemento en productos inorgánicos a un nivel intermedio puede provocar serios daños en el cuerpo humano; entre otros síntomas: irritación del estómago e intestinos, disminución en la producción de glóbulos rojos y blancos, cambios en la piel, e irritación de los pulmones. La exposición a altas dosis de arsénico puede provocar incluso infertilidad y abortos en mujeres, pérdida de anticuerpos, perturbación en el corazón y daño del cerebro tanto en hombres como en mujeres, así como lesión de nervios.
Bien dicen que las personas en épocas pasadas tenían una vida más saludable y longeva, pues no estaban bajo la influencia del industrialismo moderno donde prácticamente todo pasa por tantos procesos químicos y conservadores, añadiendo sustancias que a la larga nos matan lentamente. De ahora en adelante habrá que pensar dos veces para comprar cualquier producto que nos ofrecen con tanta avidez por los medios de comunicación, pero que al fin y al cabo no conocemos a fondo el proceso que se utilizan para darnos el producto final que despreocupadamente consumimos.
Hace una década las autoridades sanitarias de Estados Unidos detectaron la cantidad de 22 partes por billón (ppb) en el nivel de arsénico de este tipo de bebidas, incluyendo Peñafiel. En 2015 fue de 10 ppb que es el máximo permitido para una bebida comercial; ahora se ha reportado una cantidad de 17 ppb, lo que rebasa en 7 ppb el máximo permitido.
LBP Noticias

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar