El 94.7% se siente inseguro viviendo en Veracruz

Místicos y Terrenales

  • Cuitláhuac, una terrible crisis de imagen: Sólo 11.7% lo aprueba
  • Pero el 61% considera que su relación con AMLO es buena

 
Marco Antonio Aguirre Rodríguez
 
El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, vive una terrible crisis de imagen pública, que provoca que hoy sólo el 11.7% de los pobladores del estado aprueben su gestión administrativa.
En mucho tiene que ver para esa mala imagen, que el 94.7% de los habitantes del estado se sienta inseguro viviendo en la entidad.
Cuitláhuac García ha tenido una caída, más que significativa, en la aceptación de su desempeño, de acuerdo con el seguimiento de las tres encuestas “Así van los 32 Gobernadores” realizadas por Arias Consultores, a finales de los meses de febrero, marzo y abril.
En febrero con los resultados de la primera medición, era uno de los gobernadores mejor evaluados del país. Ahora, al 29 de abril, cuando se terminó el levantamiento de la última medición, es el cuarto gobernador con más baja calificación en su desempeño.
De 46.1% que tuvo de aceptación en febrero, se desfondó al 11.7%, en abril.
Son 34.4 puntos menos en dos meses.
El “ejercicio”, como lo autodenomina Arias Consultores, se realizó entre usuarios de Facebook mayores 18 años que viven en la entidad.
Se le puede dar la categorización que se quiera o se tenga a los usuarios de Facebook, pero desde el momento que contestan la encuesta, es que sienten que tienen algo que decir. Quienes respondieron debían ser usuarios de dispositivos móviles, además de tener en su perfil de Facebook “intereses en medios de comunicación nacionales, líderes de opinión y noticieros tradicionales y digitales”.
O sea que deben estar –por lo menos- medianamente informados de lo que ocurre en el estado.
Pero tampoco puede acceder cualquiera con estas características, si no que la encuesta se le presenta a los seleccionados una sola vez en su perfil de Facebook y si no le hacen caso, no se les vuelve a mostrar, según explica la metodología.
Como sea, al menos entre este tipo de público, el gobernador tiene una crisis de imagen muy, muy fuerte.
La mayor parte de las respuestas para el trabajo en el gobierno del estado de Veracruz tienen calificaciones negativas, de muy baja aceptación.
Paradójicamente, hay dos rubros en los que tiene buenos niveles:

  1. En lo correspondiente a la mejora en la entrega de apoyos a personas de escasos recursos, en marzo el porcentaje de los que mencionaban mejora fue de 25.8 y a finales de abril llegó a 33.9. Puede ser porque los recursos federales prometidos ya comenzaron a llegar a la población objetivo.
  2. El 61% de quienes respondieron el cuestionario dijeron que la relación del Gobernador con el Presidente Andrés Manuel López Obrador es buena. Y sí, ha sido más que evidente el respaldo que el mandatario le otorga al Gobernador de Veracruz, siempre ponderándolo, siempre enalteciéndolo.

Pero en cambio en todos los demás rubros la calificación positiva es menor del 20%, llegando a los casos extremos de:

  • ¿Cómo te sientes viviendo en tú estado?, pregunta a la que sólo un 5.3% contestó que “seguro”, siendo la segunda peor calificación nacional, después de la de Tabasco, con 4.7. Es decir, en Veracruz el 7% de la población se siente insegura
  • ¿Ha mejorado la seguridad en el estado?. Sólo un 6.4% quien dijo que sí, aunque esto representa un pequeño crecimiento positivo, porque en marzo nada más el 5% decía que sí
  • ¿Ha mejorado la economía y el empleo?. Que sólo un 7.9% digan que sí, es evidencia de que el estado sigue en recesión, si no es que en depresión económica. La mejoría tan anhelada, no llega
  • También hay la sensación de que los servicios de salud en el estado no han mejorado. Sólo un 11.7% dice que sí
  • La corrupción, tampoco se percibe como que disminuya. Nada más un 12.5% considera que sí es menor ahora
  • La sensación de mejora en el turismo también es baja, apenas de un 13.7%. Se nota que no hay apoyo para la actividad y que no llegan los visitantes que antes arribaban al estado
  • Tampoco hay una apreciación de que haya mejorado la confianza de los empresarios para invertir en el estado. Sólo un 15.1% considera que sí, y es un porcentaje menor al del mes pasado. Muy probablemente la promesa incumplida de la falta de pagos a los empresarios pesa en el ánimo público
  • La mejora en la obra pública, igualmente recibe una calificación muy baja, de apenas el 19.7%

Todo esto es parte de lo que lleva a que Cuitláhuac García sea el cuarto peor calificado de los gobernadores del país, pero además bastante cerca del de que recibió la peor calificación. Cuauhtémoc Blanco tuvo 11% y Cuitláhuac García tuvo un 11.7%
El gobernador Cuitláhuac García tiene que mejorar su imagen, con urgencia.
Tiene a su favor que un altísimo porcentaje lo mira cercano a Andrés Manuel López Obrador y que el Presidente sigue teniendo una imagen positiva en Veracruz, pero debe corregir algunos detalles, que son precisamente los que impulsan a que haya tan mala percepción de la salud, la seguridad, la economía y el empleo, la corrupción y la obra pública.
 
LOS HECHOS OBSCUROS DE MINATITLÁN. La balacera que se dio en Minatitlán el viernes por la noche, y en la que probablemente murieron hasta 4 personas, se convirtió en un ejemplo nítido de cómo se cumple el principio básico de que: el rumor llena los espacios que la comunicación deja vacíos.
Tardaron mucho, mucho tiempo, en dar una versión oficial, y para entonces el rumor de que la balacera fue entre elementos policiacos federales y estatales ya había corrido por todo el país, creando el demérito para la Guardia Nacional aún en formación.
Ahora reconocer que fue un enfrentamiento entre policías costará más, mucho más, que si lo hubieran hecho desde un principio y al tratar de maquillarlo solamente generaran más desconfianza.
Es así.
 
EXPLICAR EL ALTO COSTO DE LAS PATRULLAS. Una patrulla policiaca, por muchos aditamentos que le pongan, incluido el pintarla, nunca costará 1 millón 300 mil pesos.
Dicen que no hay corrupción, que hasta hubo un ahorro en la adquisición.
Si esto es real, entonces los operadores financieros que hicieron la compra, son pésimos.
Cada mes se van a pagar 5 millones 778 mil pesos en promedio por las patrullas, durante los próximos tres años.
A quien hizo la compra y a quienes la autorizaron, tanto en Seguridad Pública como en la Secretaría de Finanzas, deberían de despedirlos de inmediato.
Son malos para administrar.
Eso, concediendo que no hubo corrupción, que nadie se va a llevar un moche por la adquisición de los vehículos.
En cambio el vendedor estará feliz de la operación durante los próximos tres años. Aseguró muy buenos ingresos para ese lapso.
Ojalá que –por lo menos- las patrullas sean bien utilizadas.
 

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar