martes, agosto 3, 2021

¡Insensatos!…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

 

“Yo detesto la guerra: echa a perder los ejércitos”.  Duque Constantino de Rusia (1779 – 1831)

 

¿Eso es lo que querían?  ¡Pues ya lo consiguieron!

 

La única Institución respetable que quedaba era nuestro Ejército; y esta caterva de apátridas que nos han gobernado acabaron con nuestros soldados…

Para que demonios les dan armas y les hacen portarlas, si no les permiten usarlas, ni para defenderse.  El que a un militar le quiten su arma es una humillación que no puede de ninguna manera tolerarse.  Habrá que castigar a los responsables, cueste lo que cueste…

Al diablo con los Derechos Humanos y sus recomendaciones.  La guerra es la guerra.  Y lo que acaba de suceder -que ya se veía venir y en repetidas ocasiones lo advertimos- no puede calificarse de otra manera…

Qué saben los de escritorio lo que es temblar en medio de un tiroteo por estar lleno de adrenalina; como para que vengan a decir lo que en esos momentos puedes o no puedes hacer…

Sin embargo el daño ya está hecho. Han mancillado a nuestro tantas veces glorioso Ejército.  Una bola de pelafustanes ha desarmado y humillado a nuestros soldados, que no se defendieron porque la política es de perdón y amor y se prometió que nunca se utilizaría al Ejército en contra del Pueblo…

Y todavía el Borrachín que los lanzó a la guerra se atreve a abrir la boca.  Es el colmo.   Sin soslayar cuántas veces durante sus campañas el hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo y prometió que regresaría a los militares a sus cuarteles; pero eso no lo cumplió…

Si cuando el entonces Presidente José López Portillo, ascendió a General de División al “Negro” Arturo Durazo, sin nunca haber pertenecido al Ejército -lo mismo y ni siquiera hizo el Servicio Militar- solo un puñado de Generales protestaron y se dieron de baja por considerarlo una ofensa inaceptable…

Tal vez no sean pocos los militares que ahora se inconformen por lo sucedido.  Si ya de por sí muchos comentaban que ellos habían entrado al Ejército porque querían ser soldados, no policías…

 con esto de tener que portar armas sin poder usarlas ni aún en defensa propia, no sería para menos que muchos se dieran de baja.  Los mandan a la guerra sin poder usar el fusil.  Mejor deberían de mandarlos sin fusil; no vaya siendo que hasta con sus propias armas los maten.  Insensatos!  No saben lo que hicieron…

Pero ya que recordamos al “Negro” Durazo, fue comandante de la aduana del aeropuerto; y hay que reconocer que tenía todo controlado.  Como también tuvo todo controlado cuando fue Director de la Policía en la hoy CDMX…

Conocía a todos los contrabandistas, que es donde comienza la corrupción comercial; y siempre les llevaba un paso adelante.  No lo podían engañar, pues él pensaba como el delincuente que siempre había sido…

Si bien es cierto que sobre la licencia al Senado pedida por Ricardo Ahued ha desatado muchas opiniones en el sentido de que es una persona idónea; pues es honrado a carta cabal y sin duda conocedor de la materia de exportación e importación…

Hay también quien opina que incomodaba al Presidente “Todo Terreno” -pasa por sobre lo que sea- ya que opinaba diferente a él y por eso lo bajaron del pedestal donde ya lo hacían hasta sustituto del Gobernador Cuitlhuac García…

 

En pocas palabras, que lo quitaron de la jugada ¡vaya! y que es otra de las “renuncias” anunciadas por el propio Presidente.  Que en el paroxismo de la insensatez en el mañanero de ayer volvió a remachar que los militares nunca se alzarán en contra del Pueblo…

 

El hoy ex senador debe de saber el fondo de todo esto y habrá que buscar una buena charla con el siempre amigo de años para enterarnos bien a bien cómo estuvo la jugada.  Pues tendrá que vivir en la CDMX y traer guardaespaldas, a lo que no está acostumbrado…

Porque al lugar a donde lo mandó el Presidente, es y siempre ha sido una cueva como la de Alí Baba, con gente en extremo peligrosa que tiene conexiones aquí y en EE.UU. de tal forma que su dicho es “todo puede traerse, con tal de que pase por el puente”…

Conociendo al Amigo; y más siendo de ascendencia libanesa y por consiguiente pro familia, veo difícil que se pueda quedar mucho tiempo por allá.  Y hará bien en regresarse, aquí la gente lo quiere bien.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas