Negocios empañados por la sospecha

POR SI ACASO
Carlos JesúsRodríguez Rodríguez

2019-05-22 / 17:28:20

*Negocios empañados por la sospecha

*¿Quién es el nuevo Duarte del Cuitl?

*Y todo por culpa de la “idiosincrasia”

NO SE puede cambiar a los seres humanos por el solo hecho de militar en un nuevo partido, cuando ya han vivido y participado en vicios y corruptelas de otros institutos. No se es bueno con solo militar en el Movimiento de Regeneración Nacional, cuando esa entidad está integrada por una mescolanza de desperdicios, inmoralidades, lacras y resabios del pasado, porque en un análisis serio son pocos los que pasarían la prueba de la castidad y el recato, y muy pronto, con los contratos sospechosos que el nuevo Gobierno, llámese Federal o Estatal, está otorgando a proveedores a modo, se pone de manifiesto que poco o nada ha cambiado (de Carlos Salinas de Gortari a Javier Duarte), ya que sin licitación se compran o rentan patrullas, se adquieren medicamentos a empresas de funcionarios morenistas, se organizan festivales “internacionales” en medio de la crisis de inseguridad y violencia que en Abril cobró casi diariamente la vida de una mujer, mientras que una buena cantidad de niños fueron abatidos por la delincuencia o en medio del fuego cruzado. Podría decirse que estamos ante un Gobierno fatuo al que poco importa la vida de sus representados, y al que le interesa más la frivolidad y el negocio subrepticio que dar respuesta a las grandes demandas ciudadanas.

Comenta la periodista Claudia Guerrero que las mentiras en los Gobiernos de MoReNa crecen como bola de nieve, y se refiere al Festival de Salsa Fest 2019 “y algunos involucrados en el gran negocio de la difusión y organización de este magno evento, como Iván Francisco Martínez Olvera, quien se ostenta como Subdirector de Turismo y Promoción, siendo hermano de la titular de la Oficina de Gobierno, Waltraud Martínez Olvera, los dos amigos e incondicionales de Cuitláhuac García”. Hay sin, embargo, otro negocio que no fue licitado por sus montos y el contrato fue otorgado ilegalmente mediante designación directa, y la comunicadora, Premio Nacional de Periodismo se refiere a que Cuitláhuac debe pagar favores electorales a Ana Miriam Ferráez Centeno, ya que al no haber sido designada como Directora del DIF Estatal por el simple hecho de no contar con un título profesional, ahora, junto con su hermano Daniel Ferráez –propietario de Grupo Avan Radio-, le otorga millonarios contratos, y uno de ellos es la colocación del escenario, difusión y contratación de artistas para el Festival de Salsa. Se trata de una adjudicación directa, como otras que ha otorgado el Gobierno de la honestidad a sus protegidos, y acaso con la venia del subsecretario de administración y finanzas, Eleazar Guerrero Pérez que es quien mueve los hilos del dinero en el Estado, e incluso, la conciencia financiera de su primo hermano, el Gobernador.

DICEN QUE la idiosincrasia es el conjunto de ideas, comportamientos o actitudes propias de un individuo, grupo o colectivo humano, generalmente para con otro individuo o grupo humano, e identifica similitudes de conducta en las costumbres sociales, en el desempeño profesional y en los aspectos culturales e, incluso, en la tendencia a la corrupción. Y es que las relaciones que se establecen entre los grupos humanos, según su idiosincrasia, son capaces de influir en el comportamiento individual de las personas, aun cuando no se esté convencido de la certeza de las ideas que se asimilan en masa. Por ello se dice que ciertos comportamientos humanos, sobre todo los negativos, son producto de la idiosincrasia o de los hábitos que nos han ido formando a través del tiempo, y que no será posible desterrar de un sexenio a otro, y los resultados comienzan a observarse, ya que ahora se sabe que la empresa farmacéutica Abisalud, que forma parte del emporio de empresas de Carlos Lomelí Bolaños, súper delegado Federal en Jalisco, firmó a fines del 2018 –ya en el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez- un contrato por 36 millones de pesos con el gobierno de Veracruz, y en ese tenor, documentos obtenidos por la Organización no Gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), evidencian que además de Abisalud, existen otras ocho empresas en las que han participado 11 familiares y colaboradores cercanos a Lomelí, y estas son: Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran, Laboratorio Bioterra, Lo Vending Group, MC-Klinical, Proveedora de Insumos Hakeri y Grupo Quiropráctico del Bajío. Como titulares de Abisalud aparecen José Hiram Torres Salcedo y Mario Vargas Lomelí, exsecretario particular y sobrino del súper Delegado Lomelí.

LO GRAVE, y que acaso no ignoran en el Gobierno de Cuitláhuac García, donde, al parecer, dan prioridad al negocio antes que a la legalidad que exige el Presidente Andrés Manuel López Obrador, –bueno, se entendería que no estuviera enterado porque el mandatario no lee, según ha reconocido anteriormente-, es que en 2008 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos mencionó a la empresa Lomedic por presuntos vínculos con un grupo de la delincuencia organizada ya desaparecido. Años después, en 2017, el mismo Departamento del Tesoro ubicó a otra de las empresas: Servicios Educativos y de Negocios por estar vinculada a otra organización criminal. En tanto, contratos públicos de empresas de ese emporio han sido objeto de señalamientos tanto por el Congreso de la Unión como por la Cofepris por distribuir medicamentos falsos o vender a sobreprecio (como en tiempos del nefasto, Javier Duarte de Ochoa). Y eso no puede ser ignorado por la administración cuitlahuista, salvo que le estén pasando de humo la información, pues según se sabe, el Secretario de Gobierno Erick Patrocinio Cisneros Burgos está peleado con el subsecretario del ramo y con el subsecretario de asuntos jurídicos, lo que estaría entorpeciendo la fluidez de la información.

POR LO pronto, y como consecuencia de semejantes “tropiezos” o negocios intramuros, la diputada Andrea Yunes, presidenta de la Comisión de Salud en el Congreso Estatal exige la comparecencia del secretario de salud, Roberto Ramos Alor para que explique los contratos por más de 36 millones de pesos entregados a la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), propiedad del súperdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, ya que es preocupante la forma en que se asignan y se hacen compras de medicamentos en la dependencia, porque no hay información y sobra opacidad, aunque de paso debería exigir, también, la comparecencia del titular de SeFiPlan, José Luis Lima Franco, y del subsecretario de administración y Finanzas, Eleazar Guerrero Pérez que son quienes mueven los hilos de esos acuerdos en el Gobierno Estatal. Lo peor es que a pesar de las compras o contratos signados, la escases de medicamentos continúa, lo que constituye un agravio a los que menos tienen, sobre todo de aquellos que padecen enfermedades mortales como el VIH/Sida o cáncer en sus distintas variedades.

Así las cosas.

Con información de:

https://www.animalpolitico.com/2019/05/superdelegado-lomeli-empresas-farmaceuticas-gobierno/.

OPINA carjesus30@hotmail.com

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar