Sin apoyo del PAN, Diputados pasan Reforma Educativa a comisiones

Después de más de dos horas de debate, las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobaron la minuta que contiene la constitucional de la reforma educativa, con algunos agregados.

La aprobación fue por unanimidad con 51 votos a favor, 25 votos de la Comisión de Educación y 26 de la Comisión de Puntos Constitucionales e inmediatamente se turnó a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para darle primera lectura en la primera sesión del periodo extraordinario y antes de las 17:00 horas se abrirá una segunda reunión para debatir en el pleno la reforma educativa.

Los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN), que integran ambas comisiones, abandonaron la reunión después de que acusaron que el procedimiento era “ilegal”.

Jorge Luis Preciado, diputado panista, aseguró que está reunión es ilegal, no se hizo la convocatoria de manera adecuada. Agregó que se debe circular el proyecto de dictamen cinco días antes.

“Voy a resolver este entuerto y les voy a regalar una Constitución y una Ley Orgánica, tienen los votos, pero háganlo sin atropello, no lo vamos a permitir, no han demostrado que esta convocatoria sea legal están violentando el procedimiento”, dijo.

Este miércoles se comentaba que los distintos grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados, menos el PAN, perfilaban agregar ocho cambios a la minuta de la reforma educativa, que aprobarán en el primer día del periodo extraordinario del Congreso de la Unión.

De acuerdo con la propuesta de modificaciones en la que trabajan los grupos parlamentarios, el cambio más importante será en el artículo Decimosexto transitorio para garantizar que el Estado mexicano tenga el control total de las plazas del magisterio y sepultar la posibilidad de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) o la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) pudieran disponer de estos cargos.

Con los cambios el artículo 16 quedaría así: “Con la entrada en vigor de las presentes disposiciones, los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación, se regirán por el artículo 123 constitucional Apartado B. Con fundamento en este Decreto, la admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la Ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, prevaleciendo siempre la rectoría del Estado”, describe la propuesta de modificación que se debatía hasta este martes.

El pasado 25 de abril, cuando se aprobó por primera vez la reforma educativa, el grupo parlamentario del PAN en San Lázaro, acusó que en este artículo estaba “la manzana envenenada” pues con la anterior redacción se dejaba a la interpretación el otorgamiento de plazas y con esto el SNTE tenía la posibilidad de controlar el 50% de éstas, y la Secretaría de Educación Pública (SEP), el otro 50%.

“Se introduce un artículo decimosexto que es peligrosísimo, que no era objeto de la reforma, que quiere precisar el alcance del régimen laboral, que lo que hace es confundir y que deja preocupaciones para poder eventualmente introducir prácticas que puedan consolidar la corrupción, el tráfico de plazas y el tráfico de personas”, aseguró en aquella ocasión, Juan Carlos Romero Hicks, líder del PAN en San Lázaro.

El diputado panista, Fernando Macías, explicó que con la anterior redacción se abría la puerta para regresar al régimen anterior del 2013, porque en un litigio se podría caer en “las famosas comisiones mixtas, los sindicatos decidían hasta el 50% de las plazas, esa es la parte muy mañosa del artículo 16 transitorio”.

Con este agregado a la minuta, se especifica que la admisión, promoción y reconocimiento de los maestros quedará regulada en la Ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, pero siempre con la rectoría del Estado.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar