¿Usted devolvería un cheque de medio millón de dólares si lo encontrara por ahí, y no hubiera nadie que lo viera?

En un restaurant de New York, la honestidad, se personificó en un mesero de nombre Armando Markaj, quien, tras encontrar un cheque por más de 400 mil dólares, que una clienta había dejado, se esmeró para devolverlo; esto a pesar de que la comensal ni siquiera propina le dejó. Armando Markaj se disponía a limpiar la mesa que la clienta de nombre Karen Vinacour había utilizado, en el sitio, hallo un cheque que, por equivocación, la mujer había dejado. Armando miró la suma de dinero escrita en el papel: 424 mil dólares.
El mesero notificó de esto al propietario, este a su vez, determinó esperar unos días por si alguien regresaba a reclamar el cheque. Posteriormente, los dos sujetos contactaron al diario Daily News para pedir ayuda. Un reportero del periódico, logró contactar a Karen Vinacour. Una vez la mujer se encontró en la pizzería, le fue entregado su cheque.
Cabe mencionar que el dinero era de la venta de su apartamento, y sería utilizado como adelanto de su nueva casa. La señora en agradecimiento, pretendió darle dinero al mesero por lo acontecido, cosa que el trabajador rechazó amablemente. Él dijo estar feliz por ella. Esto es una muestra expresa de la honradez y la honestidad. Esto es digno de mencionar, pues en estos tiempos, valores como estos se han ido perdiendo en gran manera.
El sujeto sin duda, es acreedor a competir por el premio al empleado del mes a nivel mundial, pues a pesar de haber sido menospreciado por la clienta en cuestión, y quedarse sin propina por una insignificante discusión que esta trabajadora social comenzó, tuvo la hombría necesaria para hacer lo que muy pocos harían.
LBP Noticias

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar