martes, agosto 3, 2021

Voraz y golosa

Relacionados

Aunque por experiencia al final nada ocurre con las observaciones del Orfis porque todo se arregla en lo oscurito, llama la atención el caso de la cuenta pública 2017 de Cosamaloapan, pues de 127 millones, 121 fueron malversados, según el órgano fiscalizador. En el periodo pasado, la presidenta de Cosamaloapan, Adriana Maass Michel, fue muy cuestionada pues en pueblo chico el cambio de fortuna de un servidor público está a luz pública. Pero, sin prejuzgar, ahora la señora Maass Michel debe darse a la tarea de comprobar 121 millones de pesos llegados a las arcas del ayuntamiento que presidió, pero con destino desconocido, aunque sus coterráneos no están muy de acuerdo con esto último porque dicen saber dónde se fueron. Son recursos recibidos de CAPUFE; de participaciones federales, por hidrocarburos, aportaciones del FIDMDF, del FORTAMUNDF y quizás hasta de la NASA. Pero los caminos del Orfis ya están pavimentados

Lo último

Columnas