¡Ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó!

Finamente el esperpento de leyes que se hacía pasar por Reforma Educativa cayó. Esta fue remplazada por una nueva reforma, que tuvo en lo particular 97 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención. Ahora ésta tendrá que pasar a Congresos locales y necesita el visto bueno de 17 de ellos. Según el dictamen que fue ampliamente discutido, señala que la educación se basará en el respeto absoluto de la dignidad de las personas, con un enfoque de derechos humanos y de igualdad. Respecto a los planes y programas de estudio, se señala que tendrán perspectiva de género y una orientación integral, por lo que se incluirá el conocimiento de la ciencia y las humanidades. Después de seis años de nacida, hoy finalmente fenece una reforma que lesionaba los derechos laborales y la dignidad humana. Será muy difícil que los maestros olviden fácilmente el papel que jugaron los actores de esa pesadilla mal llamada Reforma Educativa. Atrás quedan nombre y apellidos de sujetos que se creyeron impunes y absolutos; en el olvido queda Emilio Chuayffet, Aurelio Nuño Mayer, Juan Díaz de la Torre y, sin lugar a dudas, Enrique Peña Nieto. Ahora sólo falta conocer los detalles y las leyes secundarias. Por lo pronto, finalmente desaparece la mal llamada Reforma Educativa.
 
LBPNoticias

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar