¡Vivan los migrantes!

Eufórico, con su tradicional discurso de plaza pública, como si aún no rompiera el capullo de candidato, Andrés Manuel López Obrador dijo en la presentación de Programas Integrales para el Bienestar y Mejoramiento Urbano y acciones del Tren Maya, en Cozumel: “no se puede aceptar el contraste de que haya hoteles de gran lujo y en las colonias la gente no cuente siquiera con los servicios más indispensables”. Esa ciudad es turística por excelencia, allí la población se ha multiplicado gracias a esa actividad, pues esos “hoteles de gran lujo” dan trabajo y dinamizan la economía del lugar. En términos de armonía para el desarrollo, corresponde al gobierno acondicionar la infraestructura y fomentar el turismo, ni más ni menos, no confrontarlo. Por cierto, en esa ciudad, en el acostumbrado arrebato retórico del presidente-candidato, se inauguró una nueva proclama presidencial: ¡Vivan los migrantes!

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar