Cambio de Régimen

Ya es un año de la victoria y poco más de 7 meses de la toma de posesión del Presidente López Obrador y sigo sin tener claro que es eso del “Cambio de Régimen”.

Para mi hablar de cambio de régimen forzosamente me remite a un cambio en la forma de gobierno que tenemos los mexicanos, es decir, cambiar la estructura del poder político y sus relaciones con los distintos poderes para ejercer su autoridad en el Estado.

Me preocupa que a un año aun nadie se ha tomado la molestia de explicar en detalle en que consiste el tan mentado “Cambio de Régimen”. ¿Va a cambiar nuestro sistema presidencialista? ¿Dejaremos de ser una democracia? ¿Pasaremos a un partido único?

Yo no tengo claro qué es lo que exponen y a dónde quieren llevarnos como país. Veo a un presidente extraordinariamente personalista y voluntarista con un desprecio indiscutible a cualquier institución que le pueda representar un contrapeso en su ejercicio del poder. No le gusta y por momentos parece que no entiende que gobernar si tiene ciencia y además requiere de mucha técnica y conocimientos.

Algunos conocidos me comentan que en la Secretaría de Gobernación se encuentran un grupo de cubanos que reportan directamente a La Habana todo lo que sucede en nuestro país. Hace unos días me aseguraron que desde la oficina de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, se reporta cualquier actividad también a La Habana.

En las Cámaras de Diputados y Senadores son conocidos los asesores cubanos y españoles de la izquierda más radical que están atentos de la agenda legislativa y no dudan en impulsar cualquier tema que les interese.

Son múltiples las ocasiones en la prensa que se anuncian acuerdos con La Habana para traer brigadas de médicos cubanos a nuestro país.

No es un secreto que los personajes más importantes de Morena tienen claras simpatías por el bolivarismo venezolano y por el Foro de Sao Paulo y lo han declarado públicamente, es más, esa fue la razón para apoyar un régimen asesino como el de Nicolás Maduro.

Podrá parecer parte de la curva de aprendizaje del gobierno, pero también puede ser un proceso sistematizado para desmantelar cualquier estructura de libre mercado, al que llaman neoliberal, para hacerse del poder. La renuncia de Secretario de la SHCP hace unos días fue una prueba de lo anterior.

Le podemos llamar cambio de régimen a una democracia clientelar construida con el mayor esmero y cuidado, que ha dejado fuera del presupuesto la salud y educación de millones de mexicanos.

Las señales son evidentes y parece que el llamado “Cambio de Régimen” se trata de algo que no pueden decir abiertamente desde el poder.

Que nadie se llame sorprendido, todo indica que no nos gustará lo que quieren imponernos, después de todo, muchos de los que votaron por morena solo querían un gobierno un poco menos corrupto, nunca un cambio de régimen como el que sin decirlo, están construyendo todos los días.

Sería una pena que una pequeña isla empobrecida en el Caribe tome el control de un país de dos millones de kilómetros cuadrados y casi 130 millones de habitantes.

Pasaremos del capitalismo de cuates al socialismo de camaradas.

Jorge Flores Martínez

Jorgeflores1mx@hotmail.com

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar