Desde Teocelo.- Sobre la alfombra de aserrín

Por Angeheca

 Falta mes y medio para que se lleve a cabo la fiesta de Teocelo en Agosto y por supuesto que el evento más significativo es “la bajada del arco”. Esta bella fiesta ha tenido diferentes matices a lo largo de la historia donde hemos visto vaquilladas, bailes, concesiones a cervecerías y por lo tanto gran consumo del alcohol y peleas, así como hemos visto fiestas tranquilas y con nuevas ideas como lo es ahora la alfombra de aserrín.

 Sin lugar a dudas es un bello atractivo para propios y extraños, realizarla y ver la parsimoniosa elaboración para esperar el paso del Arco. Aquí han surgido 2 observaciones importantes, como forma, para dicho evento.
La primera, es que seguramente a nadie le gustaría ver en la alfombra algún logotipo de laguna refresquera o empresa que intente sacar provecho de dicho evento. Dicho lo anterior, los organizadores deben hacer caso a las voces que comentan que ya se han puesto marcas  en la alfombra, cuando no debería serlo, caso específico el del café “Rivas”. Y no es que se tenga alguna animadversión contra el producto ni de quienes lo producen, no. Sino que sin querer, están abriendo la puerta a que otras marcas locales, entiéndase otros productores de café, quieran poner el nombre de su producto en la alfombra lo que daría pie a que se vuelva en un futuro a una cinta de aserrín de publicidad.
Para evitar malos entendidos y probables futuros problemas, lo más adecuado sería no incluir ninguna marca y preservar las imágenes típicas del municipio como “los viejos”, los toches, el ocelot, etcétera.
La segunda observación hace referencia a que ha habido ocasiones en que autoridades municipales caminan por delante del arco, con la autoridad religiosa. Toda autoridad debe entender que gobierna para todos y que pese a que profesen alguna religión, no debe expresarla como autoridad, por respeto al Estado Laico y a quienes no comparten dicha religión.
Por lo demás, hay ciudadanos católicos que tampoco están conformes que el padre y presidente en turno se antepongan al arco ya que no es a ellos para quienes fue hecho, ni a quienes se les festeja ni entrega dicho arreglo floral. Gran parte de la población ve mal esta práctica, pero es cuestión de cada autoridad, Municipal y religiosa hacerlo o no. Sin embargo, no deberían pasar por alto el pulso de la población y el respeto a la ley.
Y continuando con el tema de la fiesta, ya se ha señalado la falta de luminarias, la falta de coordinación y comunicación con las calles que estarán cerradas entre otros detalles. Sin embargo, no toda la responsabilidad es del ayuntamiento, los ciudadanos deben darle mantenimiento a sus fachadas, hacer arreglos para resaltar la belleza del bello municipio así como mantener limpias y libres las banquetas para el goce de los turistas que honran con su presciencia dicho evento.
Mao Tse-tung dijo: “La crítica debe hacerse a tiempo; no hay que dejarse llevar por la mala costumbre de criticar sólo después de consumados los hechos.”
Finalmente, el lector tiene la razón.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar