No gobernador, no van bien las cosas en Veracruz 

Desde el Café 

Bernardo Gutiérrez Parra 

Tras la instalación de lo que el gobierno de la 4T ha dado en llamar pomposamente Mesas para la Construcción de la Paz (construcción que ni siquiera está en obra negra), el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, dijo textual: “Aquí en Poza Rica eeeeeeee las cosas marchan bien yyyyyy este… yo creo que va bastante bien esta zona”. 

Mentira, las cosas marchan mal en la zona norte, sobre todo en Martínez de la Torre, Papantla, Tuxpan, Pánuco y la propia Poza Rica. No pueden ir bien las cosas cuando hay al menos dos crímenes violentos y un secuestro cada semana. 

Y tan no van bien las cosas que casi casi al mismo tiempo que Cuitláhuac le mentía a los reporteros en Poza Rica, la diputada federal veracruzana Anilú Ingram decía en el foro “Y en seguridad ¿Cómo vamos México?” lo que muchos saben y otros pretenden ignorar. Cito textual: 

“Los números demuestran que en Veracruz y en México nada va bien en seguridad con este cambio. Y desgraciadamente, de nuevo mi estado tiene el primer lugar a nivel nacional con 52 mujeres que han sido privadas de su libertad. Tan sólo en el periodo de enero a mayo hemos pasado de 49 a 76 mujeres asesinadas, un doloroso 45 por ciento de incremento que nos ha posicionado en el número uno en feminicidios. Es decir, de 338 mujeres que fueron asesinadas por el sólo hecho de serlo, pasaron a 369 casos”.

No pueden ir bien las cosas cuando los crímenes de odio se han incrementado más del 30 por ciento, y en ese renglón Veracruz también está en los primeros lugares. 

No pueden ir bien las cosas cuando el 60 por ciento de las empresas de la construcción han bajado la cortina y emigrado a otros estados porque no hay obra pública en Veracruz. Y menos cuando cada día cierra en promedio una pequeña o mediana empresa. 

No pueden ir bien las cosas cuando estos cierres han provocado un nivel de desempleo por arriba del 18 por ciento. 

No pueden ir bien las cosas cuando debido a un mal llamado “ahorro” hay subejercicio en todas las dependencias estatales, y ese dinero, cientos de millones de pesos, será regresado a la Federación para que el señor presidente de la República disponga de él como mejor le plazca. 

No pueden ir bien las cosas cuando el gobernador presume de un utópico 300 por ciento de aumento en el turismo, y los prestadores de servicios le reviran con una ocupación hotelera de menos del 50 por ciento en estas vacaciones. 

No pueden ir bien las cosas cuando los pobres están engrosando las filas de los miserables y cuando más de 3 mil migrantes viven (o mejor dicho, sobreviven) en la estación migratoria de Acayucan, en condiciones de hacinamiento que rayan en lo inhumano, sin agua y sin comida.

Este miércoles cuando el mandatario estatal dio por hecho que la inseguridad disminuye, se cometieron siete ejecuciones, fueron halladas tres personas desmembradas y asesinaron a una mujer. Luego entonces no van bien las cosas. 

Al decir que en la entidad hay inversión, turismo y va mejorando la seguridad Cuitláhuac García miente, pero el problema es que quizá no lo sabe. Y no pueden ir bien las cosas en Veracruz cuando el gobernador ignora la realidad en la que viven sus gobernados.

bernardogup@hotmail.com

 

  

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar