Palacio Nacional, Juarista; Palacio Estatal, quién sabe

El Presidente Andrés Manuel López Obrador continúa cultivando un intenso simbolismo identitario de la mexicanidad. El 21 de marzo estuvo en San Pablo Guelatao para homenajear a don Benito Juárez en su nacimiento y este viernes 18 hizo una transmisión especial desde los aposentos que ocupara el patricio en Palacio Nacional y donde murió. Además, su esposa Beatriz reprodujo el célebre discurso de Jesús Urueta.

Y además anunció que esa misma tónica conmemorativa la seguirá durante todo el sexenio.

Muy bien por el primer mandatario de la nación, porque Juárez sigue representando la más impresionante epopeya lograda por México en aras de la libertad y la consolidación del estado liberal y democrático.

Acá en Veracruz, donde se suele reproducir los pasos del señor López Obrador, es sumamente curioso que ni el 21 de marzo ni el 18 de julio hubiera eco a la cruzada juarista.

Es más, por primera vez en toda la historia ni siquiera hubo el tradicional evento del Parque Juárez, con la presencia de las autoridades y los grupos liberales regulares. ¿Qué pasaría?

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar