lunes, agosto 2, 2021

70 mil o 126 mil, el sueldo de Lorenzo Portilla es lo de menos; sus grandes ingresos son la extorsión y las auditorías amañadas

 
 
El sueldo de Lorenzo Portilla es nada comparado con sus ingresos extras. Puede ganar 70 mil pesos mensuales o 126 mil pesos mensuales como aparece en las nóminas que se filtraron, eso a Lorenzo Portilla no le quita el sueño. El todavía auditor del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz hasta podría verse magnánimo y donar su sueldo a los pobres, para con ello ganar tesoros en el cielo. Los verdaderos ingresos de Portilla, lo que realmente le importa, lo que sí le quita el sueño es el dinero que recauda a partir de las muchas extorsiones que promueve vía sus “sobrinos” extorsionadores. En marzo de 2018 salieron a relucir unos recibos por parte de la Secretaría de Finanzas y Planeación por la cantidad de 20 millones de pesos realizadas en cuatro ministraciones de cinco millones cada uno, de fechas diciembre de 2012; diciembre de 2013 y diciembre de 2014. 20 millones de pesos para encubrir al gobierno de Javier Duarte. En agosto de ese mismo año un reportaje de Libertad bajo Palabra descubrió un audio en el que una sobrina de Lorenzo Portilla extorsionaba a un empresario, exigiéndole un pago para que el ORFIS no procediera en contra de él y en contra de su padre que es un connotado notario de Veracruz. Esos son los negocios de Lorenza Portilla, los que quiere mantener otros cuantos años para poder jubilarse más rico de lo que ya es.
 
¿Qué pasaría si descubriéramos que Cuitláhuac García dio nombramiento a su primo hermano, Eleazar Guerrero, como subsecretario de Finanzas?
El gobernador Cuitláhuac García arguye que el nepotismo no está tipificado como delito, y tiene razón. Pero antes había mentido y la mentira es una falta moral gravísima para la Cuarta Transformación. Otro argumento que Cuitláhuac García usaba para deslindarse del tema del nepotismo en Veracruz era señalar que él no había nombrado a su primo como subsecretario de Fianzas, sino que fue José Luis Lima Franco quien le dio el nombramiento, por lo que él no tuvo nada que ver con ese nombramiento. Andrés Manuel López Obrador detesta la mentira. De hecho, el día que tomó posesión como presidente de México enunció lo que serían los tres mandamientos que regirían su gobierno y la Cuarta Transformación: “No mentir, no robar, no traicionar”. Cuitláhuac García ha mentido. Mintió en la propia cara de López Obrador cuando omitió que Eleazar Guerrero era su primo hermano. El reportaje de Libertad bajo Palabra “Cuitláhuac García, desenterrar a la abuela”, dejó más que clara la consanguineidad entre Cuitláhuac y Eleazar. Pero el gobernador no ha entendido y no para de mentir. ¿Qué pasaría si descubriéramos que fue el mismo gobernador quien dio nombramiento a su primo hermano como subsecretario de Finanzas? Seguramente en lo jurídico no pase nada, ya lo dijo el gobernador, “el nepotismo no está tipificado como delito”. Aunque con este dato se coronaría la investigación sobre nepotismo en Veracruz. Quedaría como una verdad labrada en piedra que Cuitláhuac García SÍ MIENTE.
 
De los diezmos de La Luz del Mundo, Samuel Joaquín, también acusado de abuso sexual de menores, se compró un rancho en EE UU de 80 millones de pesos
¿Sabía usted que Samuel Joaquín, padre de Naasón Joaquín también fue acusado de abuso sexual de menores? Naasón Joaquín, líder de la iglesia de La Luz del Mundo, está en una prisión de los Estados Unidos acusado de abuso sexual de menores y de pornografía infantil. A Naasón le cayeron por denuncias en su contra en los Estados Unidos, y porque en su celular encontraron material pornográfico que lo comprometía. A Samuel Joaquín nunca lo alcanzó la justicia, porque en aquellos tiempos de gobiernos priistas todo se arreglaba con dinero, con acuerdos, con votos de los fieles. Pues para olvidarse un poco de las acusaciones por abuso sexual de menores en su contra, Samuel Joaquín se compró un ranchito allá en Texas, el Silver Wolf Ranch, un rancho enorme valuado en 4.1 millones de dólares, algo así como 80 millones 400 mil pesos. El rancho se encuentra situado en San Antonio, Texas y de acuerdo con la cadena televisiva Univisión es “una combinación de la Hacienda Nápoles del narcotraficante Pablo Escobar en Colombia y el rancho Neverland en California del cantante Michael Jackson”. Así de burdo, así de mal gusto. ¿De dónde salió para comprar semejante propiedad? Pues de los fieles que depositan su diezmo cada mes de manera religiosa.
Armando Ortiz [email protected]
 

Lo último

Columnas