sábado, julio 31, 2021

Cártel de Sefiplan

Por Armando Ortiz
Viernes Contemporáneo

Cártel de Sefiplan; Ricardo Rodríguez, de Ingresos, es dueño de Ulua Consulting, encargada de “limpiar” a deudores fiscales

En un reportaje de Silverio Quevedo del periódico Imagen de Veracruz que los hermanos Rosete, Gerardo y Jaime, eran los dueños de Ulua Consulting, despacho jurídico fiscal que se amafió con Ricardo Rodríguez, el subsecretario de Ingresos de la Secretaria de Finanzas de Veracruz. Pero el caso es que encontramos documentos que certifican que Ulua Consulting no es propiedad de los hermanos Rosete, sino del mismo subsecretario de Ingresos. Aquí no hay pierde, todo va para el ganador. Gerardo Rosete es quien da la cara en Ulua Consulting. Él es, dadas sus relaciones sociales, quien ubica a las víctimas. Porque entre empresarios, al calor de las copas, surge decir quien es un deudor moroso del fisco. Según informes de los mismos empresarios, Gerardo Rosete, hablando, al fragor de los whiskies habla de sus contactos, de su despacho contable, de su amistad con Ricardo Rodríguez y del plan para que los deudores morosos paguen menos a Sefiplan, digamos un 50% de la deuda, siempre y cuando le otorguen a Ulua Consulting, una jugosa comisión. Afirmamos que Ulua Consulting, despacho jurídico fiscal es propiedad de Ricardo Rodríguez, porque encontramos un contrato que firma Ulua Consulting como prestador de servicios con el gobierno de la Ciudad de México en noviembre de 2017. En este contrato Ricardo Rodríguez firma como representante legal de Ulua Consulting. Lo más grave de todo esto es que el Cártel de Sefiplan, que incluye a más implicados en operaciones que iremos revelando, es parte del gobierno del cambio, del gobierno de la Cuarta Transformación. “No mentir, no robar, no traicionar”. Sí, ¡cómo no!

Se cocinan los cambios en la Contraloría de Veracruz; saldría Leslie Garibo, podría entrar Portilla; sale el “estafador maestro” Miguel Ángel Vega García

Los cambios en la Contraloría de Veracruz se tienen que dar ante la ineficacia de su titular, la encubridora Leslie Garibo, quien a priori determinó que Cuitláhuac García y Eleazar Guerrero no eran parientes; las actas de nacimiento que Libertad bajo Palabra mostró en su reportaje la hicieron ver como una embustera. Para colmo se descubrió que en la Contraloría de Veracruz estaba escondido Miguel Ángel Vega García como director de Transparencia y Anticorrupción; este sujeto, según información periodística, está involucrado en la “Estafa maestra” que tiene en el reclusorio de Santa Martha Acatitla a Rosario Robles. Una vez que Libertad bajo Palabra recuperara esa información y la diera a conocer, al gobierno de Cuitláhuac García le entró prisa por retirarlo del cargo. En el lugar de Miguel Ángel Vega García llegaría Lorenzo Portilla, a quien le cerraron en definitiva la posibilidad de reelegirse como titular del Órgano de Fiscalización de Veracruz, sin embargo, por enjuagues entre corruptos y extorsionadores, Lorenzo Portilla negocia aterrizar en la Contraloría de Veracruz, donde promete que será más encubridor que la propia Leslie Garibo. Estos cambios se están cocinando apenas, y eso debido a que ya se dieron cuenta del gran rechazo que tiene Lorenzo Portilla para reelegirse en el ORFIS. Se entiende que, si Duarte cometió desfalcos en Veracruz, fue gracias a la omisión del auditor Portilla. Por supuesto, Portilla llegaría con toda su runfla de extorsionadores.

Diputado Eric Domínguez se presenta con piel de oveja, pero va un lobo adentro; manda su gente a los municipios para “coadyuvar”, pero su fin es extorsionar

Desde la Secretaría de Fiscalización del Congreso de Veracruz, se giran atentas invitaciones a los alcaldes del estado de Veracruz, invitaciones urgentes para abordar asuntos relativos a las facultades de fiscalización preventiva. La oficina del diputado Eric Domínguez Vázquez es quien manda esas invitaciones “con el objetivo de coadyuvar a corregir y mejorar la eficacia y eficiencia de su administración financiera, evitando en incurrir en omisiones que causen un daño en su hacienda municipal”. La verdad es que los operadores del diputado Eric Domínguez Vázquez, asesorados por Jorge Carvallo Delfín, lo que buscan es encontrar alcaldes que se quieran amafiar con ellos para hacer un negocio redondo. Se trata de tener una cartera de clientes cautivos, incautos, que se dejen auditar por sus despachos contables, para que, a la hora de la fiscalización por el Congreso, puedan salir bien librados. Es por ello que desde hace meses se han estado dando reuniones con los alcaldes, para ver quien le entra al negocio. Por supuesto, los alcaldes que se nieguen, serán tratados con rigor, pero aquellos que acepten, se les tolerará cualquier transa, siempre que aporten el debido “diezmo”.

Armando Ortiz [email protected]

Lo último

Columnas