¿Dónde están las prioridades?

Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2024
 
 
Me tomé la molestia de leer el Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2024, de la misma forma que lo hice en su momento con los de Miguel Angel Yunes, Javier Duarte y Fidel Herrera. Lamento decirles, no sirven para nada y solo deja en evidencia la falta de visión de futuro de nuestros gobernantes.
Este Plan de Desarrollo no es más que un posicionamiento político que pretende ser congruente y encuadrado ideológicamente con el ideario de la Cuarta Transformación. 
No puedo entender la necesidad o necedad de recurrir a expresiones casi poéticas para definir en un documento de esta naturaleza el concepto de amor como “la argamasa de todo lo vivo, donde sus manifestaciones externas son percibidas de inmediato por los destinatarios de las acciones de gobierno”, para terminar con “El amor y el respeto son la base de la conducta moral”.
No estoy seguro si sea correcto hablar de moral en un Plan Estatal de Desarrollo, me parece que es un tema extraordinariamente complejo e inútil en un documento como este, que más bien debiera consignar la importancia del respeto a la Ley sobre cualquier otra idea o concepto de convivencia social.
Cuando en el documento refieren que “Toda acción de gobernar estará en razón de la condición humana. De manera que la política deberá ser una prolongación de la ética, siempre con el objetivo de educar y lograr la transformación moral del ser humano.” ¿De verdad creen eso? ¿Nuestros diputados lo leyeron y no repararon en las implicaciones que tienen estas palabras en la vida de 8 millones de veracruzanos? Que un gobernante pretenda la transformación moral del ser humano es una aberración por el lado que lo quieran ver. Muchos lo han intentado, todos han fracaso después de terribles crímenes y sufrimientos por imponer la moral de unos sobre la de los otros.
Otro punto que me preocupa es donde dejan en evidencia su verdadero proyecto de gobierno y cito, “En términos claros, el uso clientelar o corporativista de la sociedad no es suficiente para garantizar la acción gubernamental en beneficio de la colectividad.” ¿Acaso no tienen claro que el uso clientelar o corporativista de la sociedad se trata de una aberración política, donde el estado recibe apoyo político (votos), a cambio del otorgamiento de privilegios a grupos clientelares que por lo regular son ilegales y desinhiben la cultura democrática de la sociedad? 
El diagnóstico que presenta el Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2024 es limpio, algo superficial y carece de datos duros. Reitero, se trata de un documento más político que de planeación verdadera, que recurre en exceso a metáforas poéticas lindas, donde definen Veracruz como poesía, colores y una feliz aventura para el corazón y la imaginación. Faltan los datos duros, esos que no son tan felices para el corazón, pero que en todo caso son indispensables para tener un punto de partida de una administración que pretende gobernar un estado con más de 8 millones de habitantes.
Es en las acciones de este PVD es donde saltan varios puntos, el primero, sin duda, es donde exponen una serie de irregularidades en la ejecución de Obra Pública en las administraciones pasadas, donde además de ser irregulares, las definen como con nula transparencia. Estas son, por la forma que la exponen, actos ilegales que deberían perseguirse y castigarse y no solo consignarse en el documento.
Como les decía, este PVD, además de estas irregularidades, define como corrupción una serie de obras que presentan deficiencias técnicas, no están concluidas o son inexistentes y que lo anterior se debió a complicidad con autoridades federales y estatales, en contubernio con las áreas responsables de fiscalización de la Obra Pública. De nuevo, señalan un delito, complicidades y contubernios y se abstienen de señalar las acciones para investigarlo y llevar a la justicia a los responsables, en caso de haberlos.
En lo que se refiere a las acciones de este PVD, en la página 122 se menciona que el PIB per cápita considera como base un 4.43% en 2018 y proyectan en el 2024 un 3.8% de tasa de crecimiento anual, es decir, al final de esta administración seremos más pobres. Es probable que se trate de un error, pero debemos considerar que este documento pasó por muchas manos y se supone fue revisado por nuestros diputados.
Otro caso es el que se presenta en la página 124, donde en la línea de acción 03. Construir vías de comunicación que conecten las regiones del norte, centro y sur del estado, en lo que se refiere a las vías de primarias, tienen una línea base de 3,508 km en el 2018 y proyectan cerrar la administración en el 2024 con 3,531 km, es decir, apenas 28.0 km en todo el sexenio. Poco menos de 5 km de carreteras primarias al año.
En lo que se refiere a usuarios de internet, en la página 125 se presenta una inconsistencia, ya que de 307,578 usuarios de 6 a 11 años en 2018, al final de la administración serán 304,575. Se trata de niños de primaria, justo el rango de edad que aun no votan. No así los siguientes rangos, donde el aumento que se proyecta es en muchos casos muy superior al 100%.
  Uno de los puntos que más me preocupa, sobre todo tratándose de un gobierno que se dice de izquierda, es la poca importancia que le dan a un sector tan vulnerable como el de la población con carencia por acceso de alimentación, que en el 2018 presenta un 22.2% de los veracruzanos y proyectan terminar la administración con el 19.70%. Es decir, tienen contemplado una reducción de apenas un 2% en seis años. Como siempre, nada para los más pobres entre los pobres.
Otras inconsistencias encontradas es la Tasa neta de escolarización en educación primaria, que en 2017 fue de 94.3, en el 2018 del 90.39 y la proyectan en 98.57 al cierre de la administración. Estas cifras, por sus variaciones sin fundamento estadístico, parecen perfectamente maquilladas para un bonito PVD.
La población analfabeta en el estado pretenden reducirla de 421,065 veracruzanos que no saben leer y escribir en el 2018 a 258,875 en 2024. Extraordinario objetivo, espero se pueda lograr, considerando que hablamos de 40,000 adultos que pretenden sacarlos del analfabetismo cada año.
En lo que se refiere a la población con carencia por servicios de salud, apuntan un 19.4% en 2018 y la proyectan en poco más del 10% de los veracruzanos sin acceso a servicios de salud en el 2024. Solo falta ver cómo le van a hacer para reducir a la mitad esta carencia tan terrible en buena parte de los veracruzanos.
Lo mejor viene aquí, no tienen considerado aplicar políticas que reduzcan el porcentaje de veracruzanos con carencia a seguridad social, se tiene como base de 2016 a un 68% de veracruzanos sin seguridad social y piensan dejar el estado con 63.45%. Esto quiere decir que les importa un pepino tener una economía en la informalidad.
Lo que es la población sin todos los servicios básicos de vivienda, del 39.2% en el 2016 a prácticamente lo mismo, un 36.8% al cierre de la administración.
La mortalidad materna del 29.2 al 26.39. La mortalidad en menores de 5 años no la refieren en comparación a un dato estadístico y la tasa de fecundidad en adolecentes apenas pretenden reducirla del 75.5 al 70.69.
Lo peor, las defunciones por homicidio doloso que en 2017 era de 1,293, para el 2024 la tienen proyectada en 1,388. El secuestro por cada 100 mil habitantes, de 146 en 2018 a 132 al cierre de la administración. Todo seguirá igual y la inseguridad seguirá campeando el territorio veracruzano con toda impunidad.
Puedo concluir que lo único que pretende este Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2014 es implementar políticas asistencialistas y clientelares-electorales, es decir, solo tienen considerado administrar políticamente la pobreza y las carencias. No se abatirá el numero de veracruzanos que no pueden comer, no atenderemos el empleo formal, se mantendrá como política de estado la informalidad económica, no atenderemos a los jóvenes veracruzanos en educación y reducción del embarazo en adolecentes, entre otras muchas cosas. 
Dice nuestro gobernador “Para nadie es desconocido el desastre económico al que nos llevaron políticas equivocadas y antipopulares pasadas.
Me pregunto si las políticas “correctas” y “populares” de la Cuarta Transformación no nos llevaran a un nuevo, pero transformado desastre económico y social.
 
Solo pretenden administrar la pobreza como proyecto de gobierno. 
 
Lo sorprendente es que fue aprobado por 43 votos a favor, 1 voto en contra y dos abstenciones.
 
Así las cosas.
 
Jorge Flores Martínez
jorgeflores1mx@me.com
jorgeflores1mx@hotmail.com
 
twitter: @jorgeflores1mx
 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar