martes, octubre 19, 2021

Expolicías implicados en crimen de hermanos de Orizaba podrían salir libres, afirman

Relacionados

Nuevamente un juez federal es objeto de polémica en Veracruz. Se trata del titular del Juzgado Decimosexto de Distrito con sede en Córdoba.
 
Dicha autoridad jurisdiccional amparó a dos ex policías implicados en el asesinato de los hermanos Ernesto y Román Pérez González.
 
Hay que recordar que se trata de los jóvenes profesionistas que fueron abatidos por la espalda enfrente de su domicilio la madrugada del pasado primero de noviembre de 2018, de ahí que los ex policías podrían quedan en libertad.
 
El fallo fue impugnado por los padres de las víctimas y está próximo a resolverse en la Segunda Sala Penal con sede en Boca del Río.
 
Según los peritajes realizados ese día, Román, quien era profesor y Ernesto, odontólogo, recibieron cerca de 300 disparos de los entonces elementos municipales, según los peritajes realizados.
 
A la fecha hay seis elementos vinculados a proceso. Se trata de Abraham «N», Jesús «N», Jaime «N», Álvaro «N», Marco Antonio «N» y Pedro «N”, acusados de los delitos de homicidio doloso calificado y contra la preservación del lugar de los hechos.
 
El padre de las víctimas, Román Pérez Martínez y su asesora jurídica, María Isabel González López, expusieron que el juez federal otorgó un amparo a dos implicados y además negó dicha protección a otros dos elementos.
 
“Sorprendentemente el Juez Decimosexto les concedió el amparo a dos y a dos se los niega; son criterios totalmente opuestos de un mismo juzgador y de un mismo juzgado. Es un mismo asunto, las mismas audiencias, son los mismos datos de prueba, es algo inconcebible”, evidenció la abogada.
 
Otros dos detenidos no han buscado la protección de la justicia federal; sin embargo, tanto los fallos de los amparos concedidos como los que fueron negados, están impugnadas por cada una de las partes.
 
Pese a lo intrincado del caso Román Pérez Martínez prefiere no acusar actos de corrupción del juez federal asegurando que no le corresponde; no obstante pidió públicamente a las autoridades de justicia que revisen su caso y todos los elementos de prueba.
 
“Lo que pedimos es que el proceso se lleve conforme a derecho y se aplique la ley a quien se tenga que aplicar a partir de la verdad, de lo que ocurrió. Fueron más de 290 disparos para dos personas totalmente desarmadas”.
 
La asesora jurídica María Isabel González López comentó que a la fecha la investigación ya está cerrada y se presumen que por lo menos seis personas dispararon, es decir que podría haber otros implicados en los asesinatos además de los detenidos.
 
Cabe recordar que dicho día de noviembre elementos municipales comenzaron a perseguir a Román Pérez González, a quien habían intentado detener.
 
El joven optó por dirigirse hacia su domicilio en su camioneta y en el trayecto comenzó a recibir disparos de los elementos.
 
Al llegar a su hogar las detonaciones despertaron a su hermano Ernesto Pérez González y a su madre, Luz María González. Ernesto salió en ropa interior a ver qué ocurría, momento en que ambos fueron abatidos por la espalda.
 
 
Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Lo último

Columnas