sábado, octubre 23, 2021

"La corrupción somos todos"

Relacionados

El “no hagas cosas buenas que parezcan malas” es perfectamente aplicable a la acusación de los regidores y síndica del ayuntamiento de Cabada contra el alcalde Arturo Hervis Reyes de haber introducido el fluido eléctrico en una pequeña comunidad (Rio de Caña), en donde se ubica un rancho de su propiedad al que de paso “aprovechó” para dotarlo de alumbrado. Del diferendo entre el alcalde y demás ediles se concluye que no hay a cuál irle, pues ambas partes se acusan, de corrupción al alcalde, de extorsión a los regidores. Lo curioso es que la versión de las partes pudiera ser verdadera, y demuestra fielmente cómo se aprovechan del uso del poder para hacer del presupuesto público un botín.

Lo último

Columnas