La vara

“No me midan con la misma vara, no se vale” dijo el señor López en el caso llamado chorigate. Le precisamos lo mismo, con respecto al periodismo. A los periodistas críticos los ha tachado de fifís. No ha reconocido que unos a riesgo de su vida, tranquilidad, prestigio, trayectoria, reconocimientos acreditados han dado una batalla contra la corrupción por décadas. Que fueron la voz del pueblo sabio, en el hartazgo. Su tarea es trasmitir el sentir de la nación. La corrupción, inoperancia, omisión, ignorancia de la mayoría de la clase gobernante de éste México ensangrentado. Fueron de gran ayuda para el cambio, amenazados velada, directa o certera con el asesinato.  En todas las profesiones – incluso más nobles- hay corrupto y ambiciosos, pero también hay quien es honesto y capaz, en todos sentidos. *** Hay ignorancia de las estructuras periodísticas. Desconocen los pésimos sueldos de los periodistas, quienes carecen de apoyos elementales como de casa habitación y salud. Un trabajo arduo sin hora ni fecha en el calendario, nos instruía una maestra. Que algunos dueños de medios de comunicación masiva, columnistas, editorialistas negocien con los gobiernos y reciban prebendas es otro cantar.  Es reprobable que muchos han tomado el periodismo, como un negocio. De otras profesiones, hasta políticos, han creado sus medios solo con el afán de enriquecerse a través de la corrupción.  Pero esa es otra historia. *** El querer ir en contra de la libertad de expresión, es de sátrapas, dictadores, absolutistas. Es un retroceso indignante, en pleno siglo XXI en dónde las redes sociales van vertiginosas en ascenso. México continúa en los primero países, donde ejercer el periodismo es un peligro. Decenas de periodistas asesinados, desaparecidos. Activistas sacrificados sólo por decir la verdad. Ningún mandatario puede ser respetado, cuando estimula la agresión. La indolencia no es de hombres inteligentes. MORENA habrá de responder ante la historia, si es permisible con ocurrencias. ***Con toda impunidad los duartistas se pasean por las plazas comerciales, sin mayor sonrojo como juan Antonio Nemi Dib. Cínicos. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar