No le quiten el PRD a Yunes

ColumnaSinNombre
Pablo Jair Ortega
+ No eran estudiantes de la UV.
+ Detuvieron a jefe de plaza del CJNG.
+ Desde el viernes, la FGE sabía del caso Ponce.
En una de esas, como van las cosas, hasta Miguel “Chiquito” se lanza por el PRI…
–Chopenjawer

Queda claro que uno de los más afectados por la desaparición del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para dar paso a “Futuro 21”, sin duda sería el exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quien prácticamente controla ese partido en la entidad desde que se creó la alianza PAN/PRD en 2016, que lo llevó a gobernar por dos años la entidad.
Desde hace tiempo el PRD se ha venido desmoronando por la corrupción y conflictos internos de sus llamadas “tribus”: los grupos políticos internos que durante décadas llevaron sus diferencias a niveles incluso de violencia, confrontación y el uso de grupos de choque para imponer candidatos, servidores públicos, cargos, etc.
La historia del PRD es harto conocida: se funda en 1989 con esos grupos políticos de oposición al priato, y durante años (en sus inicios) tuvo prestigio por su lucha social y labor a nivel terreno. Grandes figuras de izquierda como Heberto Castillo,  Ifigenia Martínez, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Gilberto Rincón Gallardo, Amalia García, Porfirio Muñoz Ledo, entre muchos otros, fundaron al gran partido de izquierda en México en los finales del siglo XX.
En poco tiempo logró capitalizar el descontento social que se venía gestando por los gobiernos del PRI y su absolutismo; su mejor época fue precisamente en la década de los 90, cuando gana la primera jefatura de Gobierno electa de la Ciudad de México (anteriormente era un regente que designaba el presidente en turno, cuando era el famoso Distrito Federal); en Veracruz logró ocupar importantes ayuntamientos como Xalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, entre otros; tuvo diputaciones, regidurías y presencia en varios municipios, llegando a convertirse en la segunda fuerza política del estado.
Uno de los que combatió esa fuerza del PRD veracruzano fue precisamente Miguel Ángel Yunes Linares, quien desde la Secretaría de Gobierno en tiempos del gobernador Patricio Chirinos, corrompió al partido del sol azteca; por ese entonces, se recuerda que se crea el Centro Estudios Para la Transición Democrática (Cetrade), del cual era secreto a voces que era uno de los “regalos” de Yunes a un grupo de perredistas que hasta revista llegaron a tener: se llamó “Transición”.
Mientras Yunes combatía al perredismo, el sol azteca por sí mismo se debilitaba por los conflictos internos y las corruptelas de sus gobiernos locales del periodo 1998-2000. Los escándalos más sonados fueron en Minatitlán y Coatzacoalcos.
En Xalapa, el alcalde Rafael Hernández Villalpando de plano mandó al carajo a los perredistas dándoles migajas en el Ayuntamiento y beneficiando con todo a gente cercana al exgobernador Dante Delgado Rannauro, quien para entonces creaba el partido Convergencia por la Democracia, hoy Movimiento Ciudadano.
En esas épocas, el Partido de la Revolución Democrática tenía un buen capital político en la capital veracruzana con personajes como Uriel Flores Aguayo, quien fue uno de los principales críticos de Hernández Villalpando y creó aquella famosa frase de que “en Xalapa ganaba hasta un vaca”, en referencia de que tan posicionado estaba el PRD que no necesitaba de personajes externos para ganar (algo como lo que pasó con Hipólito Rodríguez y MORENA, donde ganó el partido, no tanto el candidato).
Lamentablemente, el capital ganado por el PRD se fue perdiendo a nivel nacional cuando sus principales líderes fueron renunciando; los más emblemáticos: Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano y Andrés Manuel López Obrador. En Veracruz, la desesperación o la supervivencia llevó a varios a regresar al PRI durante el Fidelato o Duartismo o por lo menos a ponerse a las órdenes de Fidel y Duarte.
Quizás el último respiro para el perredismo fue cuando crearon ese esperpento PAN/PRD (que chocaban ideológicamente, pero eso le valió gaver a las cúpulas), alianza que finalmente llevó a Miguel Ángel Yunes Linares a obtener la tan ansiada gubernatura que estuvo buscando toda la vida. Varios perredistas se integraron al gobierno de Yunes Linares pero se repitió más o menos la misma historia que en el Ayuntamiento de Xalapa en los tiempos de Hernández Villalpando: recibieron migajas y los tenían tan apretados que no tenían margen de maniobra. Prácticamente todos los cargos chidos fueron para el PAN, pero en especial para la gente cercana a Yunes.
A los perredistas, por donde se le vea, sólo se les usó y desechó. Quizás el único que tuvo un cargo digno (a medias) fue Rogelio Franco Castán como secretario de Gobierno, pero es de todos conocido que Yunes era quien controlaba todo. Otra que alcanzó una posición notable fue Mariana Aguilar, como secretaria de Medio Ambiente, con una gestión muy gris.
El PRD todavía tiene en Veracruz algunos ayuntamientos y posiciones políticas gracias a que todavía alcanzó a usar el prestigio que le quedaba de los 90 al sol azteca como “partido de izquierda y de lucha”; quizás sea poco, pero todavía tiene militancia y fuerza.
Se ha mencionado que precisamente uno de los aliados fuertes de Yunes Linares es el perredismo con resabios de aquel otrora poderoso PRD noventero. No por nada se le ha visto en recientes apariciones públicas con Rogelio Franco, el líder moral de ese partido, enviando el mensaje de que todavía tiene un “Plan B” con el que podría jugar en caso de que pierda –como todo parece apuntar– la dirigencia estatal del PAN con Pepe Mancha.
El asunto es que al desaparecer el PRD y convertirse en Futuro 21 (un Frankenstein para hacerle frente al lopezobradorismo), éste nuevo partido político nacional podría arruinar los planes de Yunes Linares en el futuro, pues si bien tiene el respaldo de los perredistas, faltaría ver si dan su visto bueno los líderes como los expriístas José Narro y Beatriz Pagés, o el asesor expanista Rubén Aguilar, o uno de los hijos putativos de la maestra Elba Esther Gordillo: el excandidato presidencial Gabriel Quadri.
Quizás sabedores de la fama de operar trabajos sucios de Yunes, en una de esos lo jalan para combatir a López Obrador; el problema es que muchos de estos actores políticos saben que al exgobernador veracruzano no se le puede dar tantito poder, porque se aloca, traiciona, corrompe y patea a todo el mundo para hacerse del control de partidos o grupos, tal como ocurrió en el PAN y el PRD veracruzano.
Este lunes, ya hubo pronunciamientos de comités estatales del PRD –entre ellos el de Veracruz– para rechazar que se entregue el registro nacional del partido para crear uno nuevo. En Tabasco, tierra del presidente, fueron tajantes: dicen no estar de acuerdo en el planteamiento de desaparecer los 30 años de lucha.
A ver en qué acaba el asunto.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que no eran estudiantes de la Universidad Veracruzana los ejecutado en Minatitlán. Versiones periodísticas hablan de un hombre dedicado a la marmolería (ahí cerca se ubica el panteón Hidalgo, a espaldas del campus en la petrolera ciudad) y su mujer; lo que sí es imperdonable es que fueron ejecutados a plena luz del día, a unos metros de la UV y en una calle concurrida. Lo mismo también pasó en el puerto de Veracruz, donde lamentablemente perdió la vida un menor de 15 años al interior de una carnicería. Historias de violencia que no cesa.
OTRA NOTA: La buena: fueron detenidos un par de sicarios fuertemente armados, entre los que se encuentra –según boletín de la Secretaría de Seguridad Pública– un fuerte operador y jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Tres Valles; se trata del expolicía Antonio González Pacheco, conocido como “El Jaguar”, quien trabajó en la Policía Municipal en Cuitláhuac, Tlacotalpan y Juan Rodríguez Clara. Según reporte oficial de SSP, fueron capturados en colonia Ejidal, en Coatzacoalcos y cuentan con una serie de acusaciones sobre delitos cometidos con anterioridad, por desaparición forzada y por multihomicidios en la zona sur del estado, contra un abogado y dos jóvenes ingenieros agrónomos que eran familiares… Lo raro: otras versiones indican que el par de delincuentes fueron detenidos en Rodríguez Clara cerca de una comunidad denominada “Los Tigres” y no en Coatza; que estarían además involucrados en los hechos violentos recientes en San Juan Evangelista. La pregunta obligada: ¿y como para qué decir que fueron en Coatzacoalcos, especialmente cuando en las gráficas se ve un taxi de Sayula de Alemán en terreno netamente rural?
LA ÚLTIMA PORQUE LOS ÚLTIMOS CIGARROS DEL DÍA EN EL ALTAR DEL DIOS DE LA PORCELANA: Que este lunes por la noche, la Fiscalía General del Estado finalmente informó (se había mantenido muy hermética en las últimas horas) sobre el caso de la familia Ponce, donde había trascendido la muerte de la esposa del exfuncionario del Gobierno de Veracruz, Luis Rafael Ponce Jiménez. Según confirma la FGE, desde el pasado sábado 24 de agosto elementos de la Policía Ministerial lograron la detención en flagrancia de dos probables feminicidas (padre e hijo) en Xalapa, quienes ocultaron el cuerpo de su víctima (esposa y madre) durante seis días en su domicilio, hasta que fueron intervenidos por los agentes ministeriales. Que la carpeta de investigación fue iniciada desde el pasado día 23 de agosto, a partir de la denuncia presentada por los familiares de la víctima, quienes refirieron que su familiar se encontraba desaparecida, señalando que no tenían contacto alguno con ella desde el día 15 de agosto del año en curso, y que temían que los ahora detenidos Luis Jerónimo “N”, (hijo de la víctima) y Luis Rafael “N” (esposo de la víctima), la hubieran privado de la vida, ya que con anterioridad era ejercida violencia sobre su persona. Al ingresar al domicilio, fueron hallados los restos de la víctima en estado de putrefacción, quien tenía 6 días de haber sido privada de la vida como consecuencia de múltiples golpes propinados contra su integridad física. Muchos de los que conocen a los detenidos refieren que ya sus adicciones los tenían locos.
@pablojair
pablojair@me.com

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar