martes, octubre 26, 2021

Reforestación, medida eficaz para combatir el cambio climático

Relacionados

La falta de cultura en materia de reforestación es evidente en la ciudad y se refleja intensamente en las diferentes colonias de las ciudades, ya que está comprobado científicamente que el arbolado urbano ayuda a mitigar los efectos de las islas de calor que se sienten en la entidad, aseguró la bióloga Ana María Fernández Martínez, directora de Jardines Comestibles
 
“Falta mucha cultura de reforestación, pues no solamente se trata de plantar el árbol, hay que estarlo regando y cuidando al menos un año para que sobreviva, faltan espacios y falta que la ciudadanía y el municipio se involucren más en esta actividad”, reconoció la especialista momentos antes de iniciar su ponencia “Cómo combatir el cambio climático a través de la reforestación urbana”,  en la Casa de Cultura de Boca del Río.
 
Primero hay que informarse
 
Señaló que quizá los ciudadanos se preguntan  qué pueden hacer para combatir las islas de calor y  el cambio climático, pues cada vez se sienten más esos efectos.
 
“Una solución fácil sería plantar árboles, pero no se puede plantar cualquier especie, en cada ciudad, en cada municipio de Veracruz hay especies nativas, entonces nos vamos a enfocar en conocer los beneficios de los árboles, y las especies que son aptas para reforestar la zona conurbada Veracruz-Boca del Río”, resaltó.
 
Recomendó como mejores especies para la conurbación el cedro y el roble, también conocido como primavera.
 
“Estamos plantando también uno que se le llama samia y que actualmente está en peligro de extinción, recomendamos los árboles frutales porque estamos fomentando los bosques comestibles, como guayaba, guanábana, papaya, entre otras especies”, agregó.
 
Subrayó que las especies que no se deben de plantar en la zona conurbada son el nim, ficus, almendro, especies que no son originarias de Veracruz, ni de México.
 
“Por ejemplo el ficus tiene raíces contrafortes, es decir que son superficiales y es por eso que van quebrando las banquetas. Lo que sucede con estas especies es que acidifican los suelos, ya sea por su resina o raíces; repelen a los polinizadores, van desplazando a la flora y fauna nativa de la región, por lo que resulta contraproducente”, afirmó.
 
Finalmente invitó a toda la población a realizar estas acciones, pero primero a informarse muy bien sobre la especie que desea plantar y  a seguirla a través de sus redes sociales “jardines comestibles” en donde informa de las campañas de siembra de árboles en diversas colonias, que realiza cada mes, desde hace más de dos años.
 
 
JosefinaLugo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Lo último

Columnas