sábado, octubre 23, 2021

Sin calificación moral…

Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz
[email protected] 
Como en sus tiempos de activista el presidente López Obrador hizo de las suyas bloqueando vías y llevando a cabo plantones -como el que, a raíz de que le fue robada la presidencia por el usurpador panista que hizo famoso el “Háiga sido como háiga sido”, escenificó en la avenida Reforma y que duró 47 días- ahora no puede abiertamente cambiar de opinión y apoyar los desalojos con la Fuerza Pública…
 
Sin soslayar que durante su larguísima campaña hacia la Presidencia, siempre afirmó que regresaría a los militares a sus cuarteles; lo que no ha cumplido.  Aunque se entiende que las circunstancias en las que recibió la administración no se prestaban para que lo hiciera; pues con una policía infiltrada sería tanto como dejar a los ciudadanos en manos de los delincuentes…
 
Pero tampoco el Presidente puede evadir la principal responsabilidad del Estado, que es mantener la seguridad y el orden.  Y menos diciendo que no puede mandar al Ejército a someter a los delincuentes porque “ellos también son pueblo”…
 
Y aunque nadie pone en duda que los delincuentes son seres humanos, su actividad va contra el Estado de Derecho y cualquiera que transgreda las Leyes debe de ser sancionado o castigado…
 
Máxime cuando “ese pueblo” al que hace referencia AMLO ha humillado, secuestrando y desarmando a militares y policías.  Y no nada más en una ocasión; pues su consigna de amor y perdón y su cantaleta de que el fuego no se combate con fuego, es evidente que no han servido para pacificar al País…
 
Sin dejar de mencionar que en la Internet ya circulan videos de dos nuevos cárteles de las drogas; lo que quiere decir que el negocio va a la alza; al igual que las casas de empeño, las funerarias y las farmacias.  Pero AMLO tiene otra información…
 
Y desde luego también están al alza los honorables banqueros, que ocupan el segundo lugar entre los entes más despreciables que hay; cuyo podium, recibiendo la medalla de oro por su malévola presencia en las sociedades, lo encabezan los religiosos; esos charlatanes que dicen hablar con dios y perdonar los pecados.  Aunque como los políticos, todos los religiosos son iguales.  Todos viven del cuento y las amenazas…
 
Por cierto que citando frases bíblicas, el Presidente López Obrador ignora que nada ni nadie puede estar por encima de las Leyes Universales; y una de ellas es el equilibrio, sin cuya observancia reinaría el caos…
 
La Tercera Ley de Sir Isaac Newton (1642 – 1727)lo plasmó de forma científica “A toda acción corresponde una reacción igual y de sentido contrario”…
 
Pero si el puritanismo de banqueta del que se reviste le gana y no quiere cargar sobre su consciencia la sangre que se derrama día con día, haciendo palpable que la violencia está imparable…
 
Pues que legalice todas las drogas y de paso le inyecte un poco de actividad al campo y de dineros al Erario, que tanta falta están haciendo esos dos rubros de vital importancia para el desarrollo de la Patria…
 
Aunque fuerza de ser sinceros, de nada servirá que lo haga.  Ya es tarde.  Los dados están jugados y lo que nos espera, no solo a los mexicanos, sino a gran parte del mundo, es el caos que nosotros mismos hemos propiciado y fomentado al caer en las garras de la irreflexión y no entender bien a bien quienes somos y por qué nos comportamos de manera tan aberrantemente destructiva…
 
Y de nada servirá que se balanceen en el Muro de las Lamentaciones, vayan de rodillas a los “santuarios”, sobornen a los que perdonan los pecados, o se queden afónicos de tanto orar pidiéndole al Eterno que los salve de la catástrofe que nos espera…
 
Pues para su conocimiento, no estamos en la orilla del precipicio; ya vamos de caída y no entendemos.  Los gobernantes del mundo reunidos en el puerto de Biarritz, se preocupan más por la economía y las guerras comerciales, es decir, por los dineros, que por lo que está sucediendo en la Amazonía.  Y así, no hay modo de salir adelante…
 
Y solo se salvarán los que respeten las Leyes de La Madre Naturaleza y, adaptándose a vivir en armonía con Ella, sepan sacar su alimento de la tierra.  Los demás se pueden quedar esperando a que les caiga el maná del cielo, que nunca les caerá…
 
Lo que hace recordar a Anaxágoras (500 – 428) “A lo más que puede aspirar el hombre, es a conocer las Leyes de La Naturaleza y someterse a ellas”.
 
Ya de salida…
 
Les recuerdo que Airbit Club, con Mauricio Larios e Itzel Gutiérrez al frente, es una empresa que anda defraudando con las criptomonedas.  Denúncielos.  Son delincuentes.
 
Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas