Yo no fui, fue teté

No obstante el grave problema de inseguridad pública que padecemos en Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García distrae su importante encomienda al derivar la responsabilidad hacia el Fiscal Jorge Winckler la culpa de una mala clasificación de los homicidios cometidos contra féminas, al tiempo que niega la nota sobre el creciente número de feminicidios: “no es cierto que se duplicaron, es falso, los feminicidios están siendo catalogados como tales por el Fiscal (Jorge Winckler), pero después él no reclasifica, cuáles si fueron feminicidios y cuáles no”. El gobernador atribuye a esta “falta de clasificación” la falta de implementación “de una política pública” que prevenga el feminicidio. Mientras, la población paga los platos rotos de esa estéril reyerta política.

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar