AMLO tiene a todos en un puño

Desde el Café 

Bernardo Gutiérrez Parra

El 13 de agosto el periodista Raymundo Riva Palacio propuso al recién nombrado dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno “Alito”, revertir la crisis en la que está sumido ese partido siendo el contrapeso de López Obrador en sus conferencias mañaneras. 

“(Alejandro Moreno) requiere ganar espacio y credibilidad para recuperar votos y que en las elecciones intermedias de 2021 no se evapore el PRI. Necesita hacer espuma y que López Obrador se enganche con sus provocaciones y, dependiendo de cómo lo ejecute y gestione, ganará credibilidad en su liderazgo y construirá expectativas para el PRI”, argumentó el periodista. 

Pero eso no se puede, al menos con Alito. 

La semana anterior la bancada priista votó contra las leyes secundarias de la reforma educativa, y este domingo alguien de la Fiscalía General de la República filtró un documento donde se investiga al líder del tricolor por presunto enriquecimiento ilícito. Esto tras una denuncia que interpusiera Ulises Ruiz que lo acusa de poseer 15 inmuebles en Campeche con un valor superior a los 100 millones de pesos.

Aunque no habrá tal investigación, al menor por el momento, el mensaje del presidente es más que claro: o te alineas o te alineas… 

Lo mismo sucedió con el ex secretario de Gobernación y ahora senador Miguel Ángel Osorio Chong, al que le dio por descalificar las propuestas presidenciales enviadas al Congreso. Bastó con que se ventilara una millonaria malversación de recursos en la Policía Federal en la que estarían involucrados él y varios de sus ex colaboradores, para que el hidalguense esté más callado y quieto que una tapia. 

En una reunión en casa del ex gobernador Miguel Ángel Yunes a la que asistieron más de 200 panistas para apoyar a José Mancha en su reelección al frente del PAN estatal, el ex candidato a gobernador Miguel Ángel Yunes Márquez (el mismo que le dijo “viejo guango” a AMLO) se fue de la lengua al anunciar: “Vamos a romperle la madre a Morena en las próximas elecciones”. 

Y la contestación no se hizo esperar. El Fiscal estatal Jorge Winckler Ortiz impuesto por Yunes Linares, fue depuesto a la mala de su cargo y tiene una orden de aprehensión al igual que cuatro de sus cercanos ex colaboradores. 

Es probable que en esta semana un juez expida otras dos órdenes de aprehensión; una contra Jaime Téllez Marie, ex secretario de Seguridad Pública y otra contra el mismísimo Miguel Ángel Yunes. 

Y en el caso de este último no se trataría de un calambrazo; contra el ex gobernador la cosa va en serio. 

Durante la 24 Asamblea Nacional del PAN, Vicente Fox dijo: “Tenemos que darle en la madre a la Cuarta Transformación” y no tardan en contestarle. 

Moraleja; ni el PRI ni el PAN y menos los Yunes Linares Márquez, tienen con qué abollar el poder del emperador sexenal que vive en Palacio Nacional. ¿Por qué? porque tienen cola que les pisen. 

AMLO tiene a todos en un puño; posee los historiales de sus amigos y enemigos y los usa de manera discrecional porque su pecho no es bodega. Basta con que alguien quiera salirse del huacal para que el presidente lo exhiba y nulifique. 

Si los priistas y panistas quieren subirse al ring con él, necesitan con urgencia renovar sus cuadros. Es decir, quienes mangonean al PRI y al PAN (del presidente para abajo) necesitan largarse de sus partidos y dar paso a personas que al menos tengan la cola más corta.   

Una combinación de gente nueva con políticos honestos que en estos momentos están en la banca, aunados a los desatinos de los gobernantes de Morena, puede lograr que en el 2021 los votos que ahora tiene ese partido se muevan a la oposición. 

Pero si la misma caterva de fulanos y fulanas que tienen un historial negro se empeñan en tumbar al tabasqueño, no sólo están condenados al fracaso, sino que puede que terminen en el bote. 

bernardogup@hotmail.com

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar