lunes, octubre 18, 2021

De Fiscal incómodo y chivo expiatorio a Fiscal amiga

Relacionados

Dejémoslo como hipótesis: cansados y preocupados por el difícil acontecer del gobierno veracruzano, donde el enfrentamiento entre el gobernador y el fiscal obstaculizaba las estrategias contra la delincuencia, desde el gobierno federal decidieron intervenir al advertir la ineficacia del “me canso ganso que se va”, reducida últimamente a inútiles declaraciones periodísticas. Cuando se ejercita el poder, los márgenes de acción son muy amplios y es posible accionar al filo de las leyes e incluso del Estado de Derecho, desde lo del juez insaculado para meter en presidio a Rosario Robles, hasta el argumento de la no acreditación de Winckler, son estrategias que en derecho o en chueco cumplen el objetivo, después habrá tiempo para aderezar con otras culpas el asunto. Ya le limpiaron el camino a Cuitláhuac, ahora a demostrar que sin “chivo expiatorio” las estrategias contra la violencia en Veracruz funcionan.

Lo último

Columnas