¿Dónde está la oposición?

Alma Grande

Ángel Alvaro Peña

Por más que trata la oposición de reconstruirse con nombres nuevos e impulsos optimistas, la verdad es que la decadencia se muestra en los hechos. El PAN y el PRI tienen que inventarse peligros para que la gente voltee a verlos. El líder nacional del PRI, por ejemplo, se dice espiado y acosado por el poder. En realidad nadie le hace caso.

En el PAN Fox radicaliza sus discursos altaneros para llamar la atención sin lograrlo, y anuncia su regreso a Acción Nacional, partido que está en ruinas a causa de la improvisación de sus líderes y la falta de experiencia de su cúpula.

En ambos partidos hay deserciones diariamente y su intención de fortalecerse pareciera sólo una promesa que no cumplen, aunque de esto acusan al poder y no ven hacia adentro.

Los panistas quieren que el presidente de la República cumpla sus promesas de campaña a los diez meses de gobierno, ese mismo lapso tiene el PAN tratando de ser no sólo oposición sino contrapeso y no logra ni convertirse en una oposición sólida ni alcanza el valor de un contrapeso digno de tomarse en cuenta. Pero exige a otros lo que no puede realizar.

Por su parte, el PRI volvió a quedar como estaba y pareciera buscar alianzas sin lograrlo, por lo menos mientras brinca las elecciones de 2021, pero lejos de fortalecerse se debilita, con los discursos de su flamante líder sacados de medio siglo atrás.

Pero la descomposición del tricolor no sólo se ubica en la capital del país. En Nuevo León, una encuesta realizada por Massive Caller pone a la cabeza a la alcaldesa priista de Escobedo, Clara Luz Flores, para que sea la candidata a la gubernatura en el 2021, pero no por su partido sino por Morena.

En la encuesta no da como opciones al 2021 a los priistas Ildefonso Guajardo, Adrián de la Garza o Francisco Cienfuegos; así como tampoco a integrantes del gabinete de ‘El Bronco’ como Waldo Fernández o Manuel González, y prescinde de personajes cercanos a Morena, como Tatiana Clouthier o Judith Díaz.

Hace unos días, la alcaldesa de Escobedo, quien por cierto ha sido reconocida por el Gobierno Federal por sus estrategias de seguridad, declaró que no tiene pensado por el momento buscar la candidatura a la gubernatura, ya que está enfocada al municipio que gobierna, sin embargo, ya se habla de acuerdos con uno de los priistas más avezados de la entidad, su propio esposo, Abel Guerra, a quien se le ha mencionado varias veces como posible candidato del PRI a la gubernatura. Guerra ha sido presidente municipal de Escobedo y diputado, siempre por el PRI, ahora ve cómo su esposa puede volar hacia Morena, seguramente llevándose más gente del tricolor para competir con toda la fuerza posible por la gubernatura.

El hecho es que en Nuevo León el PRI se desmorona y esta ruptura entre Clara Luz y Abel, que puede trascender los límites de lo político, es una muestra de ello.

Nuevo León le dio la espalda al PRI desde que eligió a Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, como gobernador, desde luego que los habitantes no quieren regresar ni a un gobierno del PRI ni a uno del PAN y si a esto sumamos el desgaste que propició El Bronco a los candidatos independientes, entendemos las razones por las cuales Clara Luz quiere competir por Morena, aunque le cueste el matrimonio.

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, confirmó la posibilidad de perfilar un bloque opositor, incluido el electoral, junto con otros partidos para hacerle frente al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y corregir el rumbo de este país.

Así, la oposición se diluye entre casos particulares y deserciones masivas que no crean contrapeso y sólo se preocupan por criticar con temas intrascendentes al gobierno actual. De esto se da cuenta la gente y no puede menos que dejar en el pasado lo que es del pasado y dedicarse a reconstruir el país con trabajo en el presente para que haya un mejor futuro para las próximas generaciones. PEGA Y CORRE.- Luego de darse a conocer que senadores de Morena solicitarán la desaparición de poderes en Tamaulipas y Guanajuato, estados gobernados por los panistas Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Diego Sinhue Rodríguez, respectivamente, esto debido a la inseguridad y la violencia incontrolable en dichas entidades, la pregunta generalizada en Veracruz fue ¿Y Cuitláhuac, para cuándo?… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar