Guerras religiosas en pleno Siglo XXI. ¡El colmo!…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

Cabe subrayar que la guerra en Yemen es entre los chiítas y los sunitas; nada nuevo. Desde la muerte de Mahoma (570 – 632) siempre se han peleado por dirigir esa enorme población de creyentes y de los beneficios económicos que esto les deja…

Los sunitas quieren imponer su sistema de gobierno en todo Medio Oriente y los hutíes, que son chiítas, se oponen a que esto suceda.  En el fondo, igual que sucede con las demás religiones, sus dioses solo les sirven de pretexto; lo que les importa el dinero…

Lo grave e incomprensible, es que quienes les aportan los fondos para que vivan literalmente como príncipes, son los que se odian y se matan, mientras los beneficiados continúan su poltrona vida dentro de sus más que fastuosos palacios…

Y lo mismo sucede en todos lados.  Los poderosos jesuitas ya andan viendo cómo le hacen para ser ellos los que entronicen al nuevo Papa y se adueñen de las riendas del Vaticano; que hoy vuelve a ser público que es utilizado para lavar dinero…   

Pero regresando a Medio Oriente, las declaraciones de Mike Pompeo con relación a los ataques a las refinerías saudíes, de que estos “fueron un acto de guerra”, son ciertas; pero la guerra involucra a Yemen y a Arabia Saudita, no a Irán, como quieren, a como dé lugar, hacer aparecer que así es…

Los saudíes primero declararon que no sabían de dónde provenían los 10 drones de los que los hutíes se hicieron responsables; pero después de recibir instrucciones de Washington, ahora ya no solo son drones, sino también son misiles y fueron 25, sin especificar cuantos de unos y cuántos de los otros…

Y hasta mostraron ante la prensa internacional los fragmentos de los mismos, diciendo que los artefactos fueron fabricados por Irán.  Lo que de ser cierto, es tan absurdo adjudicarles a ellos la autoría. Pues es como si alguien atropella a una persona a bordo de un Mustang y la víctima demanda a la Ford por los daños…

Y además, ahora salen con que tienen “evidencias” de que la Antigua Persia “patrocinó” los ataques.  Primero eran los responsables y ahora solo los patrocinaron.  El caso es responsabilizarlos para justificar más sanciones.  Pero pensar que van a atacar, es difícil…

Sobre todo porque aunque fueran solo los 10 drones y no los 25 que dicen, hacen evidente que sus sistemas antiaéreos no sirven de nada, pues no se habla de ninguno que haya sido derribado…

Cabe recordar que los EE.UU. son los encargados de la seguridad de Arabia Saudita.  Ese fue el pacto que hicieron cuando los dólares ya no fueron respaldados por el oro y por ello sacaron los petrodólares…

Debe entenderse, que en medio de la guerra que ambos bandos ya sostienen en Yemen desde hace 4 años, lo menos que podían haber hecho, era estar preparados para cualquier ataque que, además ya se habían presentado, también con drones…

Pero si les bombardearon dos de sus refinerías, nada o poco les ha de costar el bombardear las demás.  Sin soslayar que es claro que sabían dónde estaban y cómo dirigirse hacia los blancos…

En pocas palabras, solo demostraron que son altamente vulnerables.  Y en esas condiciones se considera difícil iniciar una guerra, aunque sea lejos de su territorio continental…

A menos que lo que quiera Washington es tener el pretexto para vender armas en la región; sobre todo ahora que el Kremlin se está haciendo del mercado.

Para terminar…

También en América la situación se le complica a los EE.UU. toda vez que el Secretario General de la ONU Antonio Guterres, descartó entrevistarse con Juan Guaidó, quien se dice Presidente encargado de Venezuela…

Pues a pesar de que 50 naciones satélites de EE.UU. lo reconocen como titular del Ejecutivo, no lo recibirá toda vez que, según sus propias palabras, bastante parciales por cierto, “El ¡dictador! del gobierno izquierdista tiene el asiento de Venezuela en la Organización y cuenta con el apoyo de Rusia y de China, que son miembros del Consejo de Seguridad”.

Ya de salida…

Les recuerdo que Airbit Club, con Mauricio Larios e Itzel Gutiérrez al frente, es una empresa que anda defraudando con las criptomonedas.  Y aunque todo indica que ya se “pelaron”, denúncielos.  Son delincuentes.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar