Prevención de tétanos

Dra. Abigail Bello Gallardo

Facebook: Abigail Bello Gallardo

Instagram: Prevención_enfermedades_urgente

Twitter: @AbigailBelloGallar

E-mail: draabg170568@gmail.com

El tétanos es una enfermedad provocada por una bacteria (Clostridiumtetani) potencialmente mortal que infecta el sistema nervioso y que crece en ausencia de oxígeno, en heridas o en el cordón umbilical si no se lo mantiene limpio.

La bacteria produce una toxina capaz de causar graves complicaciones, e incluso la muerte.

El Clostridiumtetani vive en la tierra, el estiércol y en los intestinos y dientes de los mamíferos. Se encuentra con mucha frecuencia en el suelo de los establos, en el estiércol procedente de los caballos; y en superficies rugosas y sucias.

Es muy resistente al clima y a los ambientes hostiles.

En su forma de espora, el tétanos puede permanecer inactiva en el suelo, pero puede seguir siendo infecciosa por más de 40 años (Leer en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000615.htm).

Algunos autores afirman que el tiempo entre la infección y el primer signo o síntoma es aproximadamente de 7 a 21 días. Sin embargo, otros aseguran que los síntomas pueden aparecer en cualquier momento, desde días hasta meses después de haber estado expuesto a la bacteria.

Se han desarrollado casos de tétanos a partir de:

-Heridas punzantes, entre ellas astillas, perforaciones corporales (piercings), tatuajes.

-Heridas de bala.

-Fracturas abiertas.

-Quemaduras.

-Heridas quirúrgicas.

-Mordeduras de animales o picaduras de insectos.

-Úlceras infectadas en los pies.

-Infecciones dentales.

-Cordones umbilicales infectados en recién nacidos con madres que no cuentan con una inmunización adecuada (Consultar en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tetanus/symptoms-causes/syc-20351625).

-Personas que se inyectan drogas (Revisar en: https://www.saludymedicinas.com.mx/centros-de-salud/salud-infantil/prevencion/heridas-cuidado-tetanos.html).

El tétanos se transmite a través de una herida en la piel, aunque sea superficial. Los jardineros y las personas que realizan pequeñas labores en la tierra están especialmente expuestos a esta enfermedad infecciosa. Los cuidadores de caballos también corren el riesgo de contraerla (Leer en: http://www.doctissimo.com/mx/salud/enciclopedia-medica/enfermedades-infecciosas/tetanos).

También existe riesgo de infección elevado en personas con heridas en las que hay piel muerta (como las de quemaduras, congelación, gangrena o heridas por aplastamiento).

Asimismo, cuando después del parto se corta el cordón umbilical con un instrumento no esterilizado, el recién nacido puede contagiarse, dando lugar al llamado tétanos neonatal, que en muchas ocasiones es mortal.

Síntomas

Con frecuencia, el tétanos comienza con espasmos leves en los músculos de la mandíbula (trismo).

A medida que la enfermedad avanza, el paciente puede tener dificultad para abrir la mandíbula, y la tensión en la cara le produce una expresión facial de sonrisa fija y cejas elevadas (la llamada risa sardónica o risa falsa).

Los espasmos también pueden afectar el tórax, el cuello, la espalda y los músculos abdominales.

Los espasmos musculares de la espalda a menudo causan arqueamiento, llamados opistótonos.

La acción muscular prolongada causa contracciones súbitas, fuertes y muy dolorosas de grupos musculares, lo cual se denomina tetania. Estos episodios pueden provocar fracturas y desgarros musculares.

Algunas veces, los espasmos afectan músculos que ayudan con la respiración, lo cual puede llevar a graves o mortales problemas respiratorios como la asfixia.

Otros síntomas abarcan: Babeo, sudoración excesiva, fiebre, espasmos de la mano o del pie, irritabilidad, dificultar para deglutir (tragar los alimentos) y micción o defecación incontrolables (orinar o evacuar).

Ciertos sucesos menores como ruido, corriente de aire o movimientos de la cama donde descansa el paciente pueden desencadenar nuevas contracciones dolorosas y sudoración abundante; al ocurrir estos episodios el paciente suele no gritar, ni siquiera hablar, debido a que la rigidez se lo impide.

El especialista en diagnosticar el tétanos en adultos es el infectólogo en adultos y el pediatra o infectólogo pediatra en los niños. Estos médicos indicarán cuáles otros especialistas deben atender al paciente.

Tratamiento

El tratamiento puede abarcar:

-Antibióticos para erradicar la bacteria.

-Reposo en cama en un ambiente calmado (luz tenue, poco ruido y temperatura estable).

-Medicamentos para neutralizar el tóxico (como inmunoglobulina antitetánica, siempre y cuando la toxina no se haya unido al tejido nervioso).

-Relajantes musculares y sedantes, para tratar de evitar las contracciones y espasmos musculares.

-Cirugía para limpiar la herida y eliminar la fuente del tóxico (desbridamiento).

-Puede ser necesario utilizar soporte respiratorio con oxígeno, un tubo de respiración y un respirador en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Se deben tratar escrupulosamente las lesiones o heridas sufridas durante periodos vacacionales, por ejemplo, en lugares cercanos a animales, como granjas y establos. Asimismo, es muy importante quitar los restos de tejido muerto y dejar la herida abierta para que el aire penetre en la herida, recuerde que el oxígeno mata a la bacteria Clostridiumtetani.

Si la herida ha sido causada por un clavo oxidado que contiene la bacteria del tétanos, el paciente puede padecer esta enfermedad, pero el óxido en sí no produce tétanos.

El haber padecido el tétanos NO protege contra futuras infecciones por lo que hay que seguirse vacunando.

PREVENCIÓN

La vacunación contra el tétanos previene por completo la enfermedad.

La vacuna contra el tétanos se aplica a los dos meses de edad (Vacuna pentavalente que contiene difteria, tos ferina, tétanos, poliomielitis e infecciones por H influenza tipo B), la segunda dosis se aplica a los 4 meses de edad, la tercera dosis a los 6 meses de edad, la cuarta dosis a los 18 meses de edad y un refuerzo a los 4 años (DPT– difteria, tos ferina y tétanos-).

Después se debe aplicar un refuerzo a los 12 años de edad, posteriormente dos refuerzos más cada 5 años, y por último otros refuerzos cada 10 años.

Si una persona sufre alguna herida de alto riesgo, aunque esté completo su esquema de vacunación debe aplicarse un refuerzo (TD) de toxoide tetánico.

El tétanos en mujeres embarazadas y en recién nacidos se previene vacunando a las embarazadas contra el tétanos, y garantizando prácticas higiénicas durante el parto y después de este (Consultar en: http://www.protocolo.com.mx/salud/america-erradica-el-tetanos-materno-y-neonatal-oms/).

Todas las mujeres embarazadas deben aplicarse un refuerzo (TDPa) en cada embarazo, a partir de la semana número 20 de embarazo (aproximadamente a los cinco meses de embarazo).

En otro asunto, comosiempre, insisto en la imperiosa necesidad de que las instituciones de salud en México, informen y eduquen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades, y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas adecuadas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones.

Por último, les invito a ver y a participar en nuestro programa de Internet (formato televisión) ‘Especialistas médicos al cuidado de su salud’ que conduce el doctor Rafael Aguirre Cardoza.

El próximo viernes 27 de septiembre, a las 20 horas nos acompañará en entrevista en vivo, el especialista en reumatología Doctor Víctor Manuel Gil Martínez, con el importante tema: ‘Lupus eritematoso sistémico (LES)’.

Lo transmitiremos por: www.emcs.com.mx; y vía Facebook Live por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com; por Twitter @Oficial_EMCS y por YouTube: Especialistas Médicos.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar