Punto y aparte, o punto y seguido

En realidad, la señora Leslie Mónica Garibo Puga no parecía cubrir el perfil para encabezar la Contraloría General del Estado, ahora que renunció es posible una evaluación de claroscuros, aunque la causa de su dimisión, es rumor, se atribuye al rechazo de no servir de tapadera, no pasará mucho tiempo para conocer el verdadero motivo de su separación del cargo. Desde que el gobernador integró su equipo de colaboradores las reacciones de la opinión ciudadana fueron nada aprobatorias porque no parecían poseer las aptitudes para enfrentar el enorme reto de sacar a Veracruz del atolladero, nueve meses después persiste esa percepción, cuando ya se ha agotado el plazo para el beneficio de la duda. Nadie sabe lo que pesa el bulto sino quien lo carga, y en este caso los veracruzanos llevamos a cuesta un pesado fardo heredado por tres malos gobiernos, ojalá Cuitláhuac no sea el cuarto.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar