Recapacite señor Presidente

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

Para empezar, y espero no se alarmen y se vayan a sentir desamparados; pero el Dios que da la vida y de cuya alma participamos todos -alma, del griego “anima”, lo que anima, lo que da ánimo- es El Sol; no el viejo barbón que nos han pintado…

Finalmente por algo todas las religiones en sus principios lo adoraron.  Todas.  Y ahí está Teotihuacan, Egipto, India, Grecia, etc.  Y por supuesto también adoraron a La Tierra, su esposa y madre de sus hijos.  “Todo cuanto existe en El Universo tiene padre y madre”.  Pitágoras (569 – 475) Y eso no es mitología, es ciencia…

Nada nace ni ha nacido de generación espontánea.  El Universo, que por ahí dicen que se creo de la nada, es un absurdo, es aberrante.  De la nada no puede salir nada. Ni el Creador podría sacar algo de la nada; toda vez que no puede ir en contra de sus propias Leyes…

Si no hubiera Sol, no habría vida.  Además, el sentido común dice que El Sol es un ser vivo.  Porque si nadie da lo que no tiene -lo que es una Ley- no podría dar vida si no la tuviera.  Los Planetas, se crea o no, influyen directamente sobre todo y sobre todos…

Solo suponer, que en lugar de que hubiera una sola Luna orbitando -que no es un Planeta como tal- fueran dos.  Cuando La Luna es quien rige las mareas, las cosechas, las siembras; y de hecho todo lo relativo al sexo femenino es influido directamente por Ella…

Y la única Diosa que existe y que hace milagros, no está en ningún templo; estamos sobre Ella.  La Madre Tierra, que nos da de comer y nos proporciona sus medicinas cuando enfermamos…

Todo lo demás, es mentira, son charlatanerías; son viles negocios.  Todo este cuento empezó hace miles de años con el persa Zaratustra –en idioma avéstico- también llamado Zoroastro en griego.  Fundador del Mazdeísmo, religión monoteísta todavía practicada en algunas regiones de Medio Oriente y La India…

Personaje de leyenda al que unos datan hace más de 8 mil años; y otros lo situaron entre  1,300 y 1,200 años, todo, por supuesto, antes de esta funesta Era cristiana.  Autor de Los Avesta, una colección de libros de los que quedan creo que nada más cinco de los 21 originales…

Y resulta que Aura Mazda tenía un hermano gemelo llamado Ahriman, que era muy malo.  Lo que les ha servido a todas las religiones para subsistir con el Dios bueno y el Dios malo -por si les suena conocido el cuento- El bien y el mal…

Pero da la casualidad de que “El bien y el mal no existen; solo existe la salud y la enfermedad”. Pitágoras

Perosin esas dos figuras, la del bien y la del mal, como Jesús y Don Sata, todo se les vendría abajo a las religiones.  Sus amenazas de pecados, castigos e infiernos no tendrían sentido.  O dicho de otra manera, se les caería el negocio con todo y sus rezos y su malévola mafufada del perdón de los pecados…

El Dios del Mazdeísmo es Aura Mazda, el Sol, representado en los templos como una llama que representa el fuego eterno.  Aunque del mazdeísmo otras religiones han sacado muchas cosas, como “Polvo eres y en polvo te convertirás”

Toda vez que al morir, de una u otra forma, pero el cuerpo regresa de donde vino; a La Tierra.  Y el alma se vuelve a unir a la fuente que le da vida a los Universos, a los burros, y hasta los políticos ¡Vaya!…

Pues bien; ya que hablamos de los políticos.  Tal vez por estar tan atareado prometiendo cosas y alegremente dándose baños de Pueblo -el que votó por él- el Presidente López Obrador desconoce u olvida la Historia; la Universal y la de México.  Como lo prueba que es ferviente admirador y seguidor de Benito Pablo Juárez García (1806 – 1872) y su Tratado de McLane-Ocampo

Una verdadera vergüenza con tal de que los EE.UU. lo reconocieran como Presidente y lo apoyaran con 4 millones de dólares.  De los que solo recibió 2 millones.  Allá dicen que se los entregaron completitos y aquí dijeron que nada, solo 2 millones Ya Usted sabrá, amable lector…

Pero como estaría el tal Tratado, que el Senado norteamericano nuca lo firmó; pero aquí si por José Telésforo Juan Nepomuceno Melchor de la Santísima Trinidad Ocampo Tapia (1814 – 1861) más conocido como Melchor Ocampo.  Sin más comentarios; pero así fue, y es el héroe del señor Presidente…

Pero que les vaya a dar TV a los religiosos; porque supongo que si lo hace deberá tratar a todos por igual -y son muchísimas las religiones$, a tal grado que no alcanzarían las señales- va más allá de eso…

Va más allá de la sangre derramada en la Revolución Cristera y las Leyes de Reforma por lograr una Nación Laica.  Es entregarles a los charlatanes la educación de las juventudes, todas pegadas y “educadas” por la TV; y acentuar la estulticia de la gente, de por sí embobada con “La Rosa de Guadalupe”…

Es ignorar las atrocidades que a través de la Historia han hecho los religiosos con su inventada figura de Jesucristo “Desde tiempos inmemorables es sabido cuan provechosa ha sido la FÁBULA de Jesucristo”. Giovanni di Lorenzo de Medici (1475 – 1521) más conocido como el Papa León X.  Innecesario agregar que murió de forma sospechosa por andar escribiendo esas cosas en una carta que le dirigió al Cardenal Bembo…

Declarar que va a darles concesiones de TV para difundir la moral ¿? cuando los religiosos son peores que los banqueros, con lo que ya está dicho todo.  Perversos, inmorales, asesinos, hipócritas, pervertidos, defraudadores, chantajistas y lo que le sigue…

Y no se inventa nada.  Ahí están La Donación de Constantino, Las Cruzadas, la $anta Inquisición, con sus torturas solo imaginadas por mentes trastocadas hacia la perversidad…

SU MISOGINIA, en mucho origen de la violencia intrafamiliar y los feminicidios; sin soslayar su patético amor al dinero y a la ostentación; y de que son capaces de las bajezas más grandes que han podido datarse.  Como el empalamiento o la pederastia, que asesina el espíritu de los jóvenes abusados sexualmente…

A esos tipos, el señor Presidente quiere entregarles concesiones de TV.  Pasando por alto todo lo que es históricamente más que sabido y hoy por hoy vivido con ejemplares como Marcial Maciel y su protector el polaco Karol Józef Wojtyla alias Juan Pablo II

¿Qué le pasa, señor Presidente; se siente Usted bien?  Porque eso sí que no vale…

A menos que también nos den una concesión de TV a los verdaderos liberales de pensamiento, para rebatir todas las estupideces que dicen los religiosos y desenmascararlos en su miseria humana…  

Porque supongo que va a incluir en su repartición de concesiones a los de La Luz del Mundo; y enviará a su súper fifí Marcelo Ebrad a que abogue por el individuo al que le encontraron en su celular miles de videos y fotografías en actos sexuales con niños…

O apoco Usted también cree que el tal Nasson Joaquín de veras es un apóstol de Jesucristo.  Por favor.  Tarde, pero Usted fue a la Universidad señor Presidente.  Recapacite.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar