Retos de la Fiscal

Por Iván Calderón

  Lejos del tema de que si su designación fue en el marco de la legalidad, la llegada de Verónica Hernández Giadans como encargada de la Fiscalía General del Estado se ha convertido en una enorme oportunidad para demostrar su capacidad y vocación en el servicio público.

  Sin duda.

  Se quede finalmente o no en este organismo, la oriunda de Santiago Tuxtla tiene el mayor reto de su vida, pues está obligada en respetar en primer término la autonomía de la FGE, además de establecer las condiciones para consolidar los actos de justicia y el estado de derecho.

  De no ser así, y de trazar acciones y líneas paralelas con los designios del Ejecutivo, la nueva Fiscal estaría haciendo lo mismo que se criticó en el pasado reciente, restándole puntos ante la opinión ciudadana, pues lo que se espera y lo que se ofreció es un cambio total.

  Además de esto, Verónica Hernández debe de continuar abrazando los asuntos jurídicos contra personajes que le han hecho mucho daño a Veracruz, pues no se puede hablar de excesos reglamentarios o de persecuciones políticas, cuando el Duartismo fue lo peor que le pudo haber sucedido a la entidad.

  Y no solo contra ex funcionarios o el ex Gobernador, sino también contra ex ediles que se encuentran en pleno proceso, ya que de detenerse las acciones legales contra ellos, se estaría cayendo en el entendido, de que existen de alguna u otra manera sombríos acuerdos o la gracia disfrazada de justicia.

  Se tiene que decir, en poco tiempo la encargada de la Fiscalía debe de legitimarse y si bien es cierto que la coordinación con el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal es esencial para recuperar la paz, ella tendrá que ir con pies de plomo, pues cualquier movimiento en falso será maximizado por la oposición.

  Incluso, sería un gravísimo error que la FGE se convierta en una extensión más del Gobierno del Estado, o peor aún, en una agencia de colocaciones, pues ahora si deberá de ser un ente con total  autonomía y es lo primero que la encargada de despacho debe de defender.  

  Hernández Giadans se encuentra en un momento histórico.

  La neta.         

  En una posición donde el anterior encargado fue muy cuestionado  por los de la 4T,  la dama se encuentra forzada a ofrecer prontos resultados, cerrando las bocas de quienes cuestionaron su llegada, alegando su falta de preparación, haciendo juicios a la ligera.     

  Los retos de Verónica Hernández no serán nada fáciles, pero con inteligencia demostrará de que está hecha, en esta oportunidad que la circunstancia le dio.

  Ya los alegatos que presente Jorge Winckler ante los órganos jurisdiccionales correspondientes son otra historia.

  Ya veremos qué es lo que pasa.

@IvanKalderon

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar