“Tercer informe”: no es buen mensaje

Querer pasarse de listo a veces funciona, pero en la mayoría de las ocasiones da malos resultados, y a la larga siempre causa problemas.

Vicente Fox Quezada comienza a violar la Constitución cuando altera el texto de su obligación: «Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande».

Pero él le añade, después de la frase “la prosperidad de la nación”: ”por los pobres y los marginados”, cosa que no cumplió.

Todavía lleva más lejos su frivolidad al iniciar su discurso con las estúpidas referencias: “Hola Ana Cristina, Hola Paulina, Vicente y Rodrigo”, en alusión a sus hijos. Y sí, esto sí lo cumplió. Su familia fue primero, antes que la nación.

Este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró su Primer Informe como el tercero, y eso es sencillamente una vacilada. Muestra el poco respeto que le tiene precisamente a la Constitución en su artículo 69.

En lo chiquito se ve lo grande, dice el refrán, y algo tan nimio podría llevarnos a otras violaciones más importantes.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar