Triple desacierto

Definitivamente no importa qué ideología representen, quienes llegan al poder pierden la brújula de la realidad y comienzan a gobernar con ocurrencias y, peor aún, con determinaciones cuestionables por la ética y moralidad que implican, pero además, tal parece que creen que los gobernados son tontos y tienen deficiencias de entendimiento.

En lo mediático, estas fiestas del Grito 2019 de Veracruz comenzaron con la filtración de los gastos exagerados que se hicieron, pues les costaron 15 millones de pesos al erario, contra los 19 millones que gastaba Enrique Peña Nieto, por establecer una comparativa (con la diferencia de que éstas son estatales y además de un gobierno presuntamente austero).

Se siguieron con la pésima calidad de los materiales pirotécnicos empleados, cuyo encendido finalmente causó una veintena de heridos y un muerto; y rematan con la pretensión de que hubo “saldo blanco”.

Obtenga usted las conclusiones.       

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar