El embrujo del Poder

Sin duda, el poder es una energía capaz de trastornar al más pintado e inculcarle la tentación de asemejarse a un semidiós, quien lo posee corre ese riesgo y muchos más, terrenalmente para prolongar su disfrute al margen del orden normativo establecido o reformándolo para adecuarlo a modo. En México ese fenómeno lo estamos presenciando en Jaime Bonilla, quien una vez ganada la elección para gobernador después de un proceso por el cual se le eligió para dos años, ahora pugna por alargarlo a cinco. En Nicaragua, Andrés Ortega lleva varios mandatos prorrogando su estancia en el Poder, en Bolivia, este domingo se celebran elecciones, el presidente, Evo Morales, pretende reelegirse por cuarta ocasión desde que entró a la presidencia en 2006. Bolivia es el único país en América Latina con crecimiento económico sostenido, este año crecerá al 3.9% (México al 0.3%), para ganar la elección Morales debe obtener el 50% de los votos, o el 40% superando en 19% a su inmediato competidor, de otra manera habrá segunda vuelta. La noche de hoy lo sabremos.  

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar