Marcado por Ovidio

Desde que ocurrieron los hechos de Culiacán, harto conocidos por los mexicanos, los columnistas nacionales y regionales se han despachado con la cuchara grande criticando la actuación del Gobierno Federal al manejar la situación de crisis que vivió la capital sinaloense.

Los memes han abarrotado las redes sociales. Mediáticamente hay un desgaste grave en la imagen del Presidente, aunque francamente no se sabe si permeará en las clases menos informadas del país, y que le han brindado un apoyo incondicional. Sin embargo, tarde o temprano los medios y las redes causan daño.

López Obrador ha desestimado las críticas periodísticas. Cree que sólo con aplicar adjetivos a los medios es suficiente para nulificarlos, pero ahora es distinto. El dislate fue de tal magnitud, que podría ser lo que marque a su régimen, si es que no ocurren peores disparates más adelante.   

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar