Nosotrxs, mil días después

Mauricio Merino


Cerca de cumplir mil días desde su fundación, Nosotrxs se reunió el sábado pasado en el Polyforum, rodeado por la obra maestra de Siquieros: “La Marcha de la Humanidad”. Es un movimiento que nació para reivindicar otra forma de hacer política: que no busca el poder de los puestos y los presupuestos sino el poder de la gente para afirmar sus derechos de manera organizada, pacífica y valiente.

Nosotrxs concibe a las personas como titulares de la soberanía, hace pedagogía pública y forma liderazgos colectivos, para que aprendamos entre todos a ejercer el poder que nos reconoce la Constitución,haciéndolo valer a través de las instituciones que ya tenemos. En bola, suele decir, pero en una bola organizada.

Que no quiera ser partido, no significa que sea un movimiento antipartido. Por el contrario, justamente porque cree en la democracia es que exige que haya partidos honestos, que rindan cuentas, que hablen con la verdad y que tengan una ideología clara. Tampoco es antigobierno: desea su éxito y quiere promoverlo, pero no en función de simpatías, de obediencia acrítica ni de aparatos, sino por su eficacia para garantizar derechos, sin exclusiones; por la calidad de las instituciones públicas y por su capacidad para resolver los problemas cotidianos. Exigir que haya un buen gobierno, no significa ser antigobierno.

Nosotrxs no quiere echar más leña al fuego. Ya tenemos suficiente violencia en el país y de todo cuño: verbal, política y física. Ya es demasiado. Lo que quiere, en cambio, es que el Estado nos pertenezca a todos y que cumpla con sus cometidos. Entiende que la democracia debe anclarse en la organización colectiva, pero libre. No desde arriba, con el pueblo como una abstracción que obedece, recibe prendas y las agradece, sino desde abajo: con la gente participando cada vez más libre y solidaria.

Nosotrxs quiere que la democracia mexicana no decaiga por la arrogancia de sus gobernantes ni por la ausencia de un pueblo consciente y bien organizado. Que se sepa que está para crear redes de solidaridad y para trabajar en busca de un Estado fuerte e independiente por su raíz democrática, con gobiernos responsables, con partidos congruentes y una sociedad consciente y luchadora.

Nostrxs es ya una prueba de que sí es posible otra forma de hacer política. En menos de mil días, ha logrado reunir a decenas de miles de personas que defienden sus causas, ha formado, reunido y empoderado colectivos que están actuando en todo México y se ha hecho de un espacio propio en la agenda pública. Se integra por personas que han padecido en carne propia la vulneración de sus derechos y en la lógica del trabajo horizontal y compartido. Por eso habla de una revolución de las conciencias: para poner de cabeza a la concepción según la cual la democracia consiste en elegir al líder máximo y luego esperar a que resuelva todos los problemas. No. Nosotrxs quiere una sociedad empoderada en torno de su conciencia de participación activa y permanente.

El sábado pasado Nosotrxs refrendó esa ruta, que está llamada a crecer y arraigarse cada vez más, gracias al talento y la imaginación de su dirigencia joven y con el respaldo de un Consejo Asesor formado por José Ramón Cossío, Luis Raúl González Pérez, Clara Jusidman, Marta Lamas, Jean Meyer, Silvia Molina, Rosa María Seco y presidido por Cuauhtémoc Cárdenas. A todos ellos, nuestra más sincera gratitud. Han confiado en un movimiento de carne y hueso, que se ha propuesto defender al Estado que nos pertenece y consolidar la democracia de la que somos titulares.

Nosotrxs actúa por todas partes, sigue formando nuevos liderazgos y ha refrendado que no necesita ser partido para participar con voz propia en la vida política de México. Para Nosotrxs, mi libertad no termina donde comienza la tuya: mi libertad comienza donde se une a la tuya.
 

Investigador del CIDE

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar