Pega carestía a restauranteros

El encarecimiento de alimentos, derivado de la pérdida de grandes hectáreas de cultivos durante la sequía, no se ha reflejado en el consumidor final.


Santiago Martínez Dordella, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, aseveró que los insumos mantienen sus precios a pesar que a lo largo del año sufrieron ajustes por la inflación del primer semestre de 2019.


“En este momento no he notado el incremento en los precios, quizá porque en el sector restaurantero tenemos proveedores y relaciones de largo plazo con ciertos proveedores de insumos. Yo aún no lo noto pero esta subida de precios es natural y corresponde a la inflación que se estuvo dando en el primer semestre y al último semestre de 2018”.


Cabe recordar que ganaderos anunciaron incrementos a los precios de la carne y leche por la caída en producción y lo mismo fue advertido por productores de diversos alimentos, sin embargo, el representante de la Canirac descartó que puedan encarecer las cartas.


“Poco a poco las empresas van forzando márgenes de utilidad ante la inflación pero hay insumos más básicos y generales en la economía como la luz, el gas, la gasolina y estos productos subieron hace unos meses y se detuvo. La inflación pega primero en la canasta básica y luego se va contagiando al resto de la economía”.


Insistió en que el encarecimiento ha sido paulatino y permitió a los empresarios optimizar para no trasladado a los clientes.

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar